Conecta con nosotros
76 vistas -

Vivir Bien

¿Cómo controlar el asma?

El manejo de los síntomas que conllevan esta enfermedad permite a quienes la padecen llevar una vida normal.

Publicada

en

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, además de dolor en el pecho y sensación de ahogo y tos. Se calcula que en todo el mundo cerca de 235 millones de personas padecen esta patología.

Cuando se produce una crisis asmática, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y la subsiguiente disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Aunque algunas causas y desencadenantes son comunes a todas las personas que sufren asma, existen también diferencias individuales, de manera que la severidad y frecuencia de estas crisis varían de un afectado a otro. En este sentido, en algunos casos los síntomas se pueden desarrollar varias veces al día, mientras que en otros casos los ataques son menos frecuentes.

A pesar de que el asma no tenga una cura como tal, es posible que las personas que presentan esta enfermedad puedan controlarla para intentar llevar una vida de lo más normal posible.

EVITA LOS ALÉRGENOS: Debes mantener tu entorno libre de las sustancias que pueden empeorar tu asma u ocasionarte una severa crisis, como el polvo, los ácaros, hongos o el pelo de los animales.

EJERCICIOS RESPIRATORIOS: Es muy importante aprender y practicar de manera regular ejercicios que te ayuden a controlar la respiración y la ansiedad para ayudarte en caso de que presentes una crisis.

ALÉJATE DEL HUMO: El tabaco es uno de los desencadenantes del asma, porque incrementa la inflamación bronquial. Por lo tanto, no fumes y tampoco permitas que lo hagan cerca de ti.

TOMA TU MEDICACIÓN: Para lograr controlar tu asma y disfrutar de una buena calidad de vida, es muy importante que tomes la medicación que tu médico te haya prescrito en la dosis, frecuencia y duración indicadas.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia