Conecta con nosotros
26 vistas -

MINUTOS POLICIACOS

Cojo por siempre

Publicada

en

JOSÉ MANUEL AGUILAR B.

Don Chucho, viudo de 65 años sufrió fractura en tibia y peroné, el traumatoólogo lo operó y pidió a sus vástagos lo cuidaran para recuperar la salud, pero las hijas dijeron que no lo podían atender, primero estaban sus esposos. Los varones se hicieron como ‘El Tío Lolo’, que mal agradecidos.

UNA BUENA MUJER

La cruel realidad estaba sufriendo el pobre hombre, cuando el milagro llegó a su vida, una mujer de 25 años, madre soltera, pidió trabajo pa’ cuidarlo, lavar ropa y hacer comida. Día y noche lo apoyaba, daba sus medicinas y ternura. Así pasaron 5 meses y no mejoraba, por lo que buscaron a conocido cura hueso de Tamulté de las Sabanas.

CONOCIDO CURA HUESOS

En un tablón de cedro lo acostó, primero enderezó nuca y cervicales, luego costillas, así llegó a la fractura donde, según su veredicto, metió el hueso descalabrado. Lo envolvió como momia y se fue. Una semana después el curandero volvió a ver al cojito.

SALTÓ DEL TIGRE

Tocó varias veces, como nadie abría, se fue a la parte trasera, sigiloso abrió una ventana. Oiga usted, que barbaridad, el discapacitado estaba completamente desnudo desde un asiento se aventó a la cama, practicando el salto del tigre, la joven mujer se había convertido en su amante.

PROHIBIDO EL SEXO

Esa noche volvió el cura hueso, el incapacitado permanecía recostado en el sillón, parecía inocente palomita. “Chucho tú nunca vas a sanar, te prohibi hacer sexo durante 6 meses, y hoy a medio día te vi con tu cocinera, tú seguirás cojo por siempre.

ÁNIMO AMIGO POLO

Abrazos a mí amigo Leopoldo Rodríguez Sánchez, deseando recupere la salud su mamacita. Master Leopoldo, Dios nos ama.

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia