Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Choferes reportan pérdidas de hasta el 50 por ciento

Choferes de Centla sienten crisis por Covid-19

Las unidades tienen que ser desinfectadas constantemente para seguridad de los usuarios y choferes

Choferes del municipio de Centla han manifestado que a raíz del brote de coronavirus en la entidad, sus ganancias se han reducido drásticamente, pues la circulación de las familias es casi nula en las calles, lo que hace que pese al riesgo que implica salir a trabajar, no logren llevar un sustento económico considerable a casa.

En entrevista con el Secretario General de la Unión de Taxis “Pino Suárez”, José Luis Cruz Hernández, señaló que la escasez de pasaje que se comenzó a presentar desde hace dos semana con la suspensión de clases, pero vino a empeorar con las disposiciones de las autoridades estatales y municipales, pues los servicios que prestan a la capital del estado cayeron hasta por más del 50 por ciento, lo que lo hace poco redituable.

Dijo que recientemente envió un escrito al gobierno federal, para solicitarles que el transporte público en esta ocasión sea tomado en cuenta dentro de los programas de apoyos por la contingencia, pues en fechas anteriores como en las inundaciones del 2007, a este sector tan importante no se le tomó en cuenta, cuando también sufren las consecuencia y en esta ocasión con la pandemia del COVID-19, el daño económico de los trabajadores del volante son mucho más altos.

Por su parte, Román Jesús Zetina López, integrante de la directiva de la Unión de Taxis “Pantanos de Centla”, destacó que el gremio de esta unión de taxista está acatando las órdenes de las autoridades de conservar su sana distancia, llevando únicamente tres pasajeros en cada unidad, pero estos les esta ocasionando un daño grave en su economía, pues hay ocasiones que en un turno no sacan ni para un día de comida, además que tienen que tomar medidas más severa para cuidar su salud.

Dijo que las unidades se tienen que estar desinfectando constantemente, los conductores tienen que portar sus guantes y cubrebocas, pues todo el día manejan billetes y morrallas, además que están poniendo en riesgo a sus familiares.

Ambos dirigentes, señalaron que con la mejora en el transporte público que ha venido exigiendo la Secretaría de Movilidad en el estado, muchos socios tuvieron que comprar nuevas unidades financiadas por las comercializadoras de vehículos y tiene que pagar sus letras puntualmente cada mes, pero con esta crisis no van a poder, por lo que uno sería, que estas empresas aplazaran los pagos unos dos o tres meses, mientras se recuperan y otra, que las autoridades federales y estatales le dieron una apoyo para ir cubriendo sus deudas.