Síguenos

¿Qué estás buscando?

Seguridad

Choca su moto la levantan y se la venden

La motocicleta fue vendida a dos personas, primero al dueño de un taller de motos en Tierra Colorada y luego a un marino en Centla.

En el emporio de Grúas Negras y el deshuesadero ‘Loma de Caballo’, el robo de autos y la venta de autopartes se ha vuelto un negocio redondo bajo el amparo de Ministerios Públicos que alentan todo proceso a favor de estas empresas, la fama de “gente de cuidado”, les ha permitido convencer a las autoridades para continuar con sus negocios fuera de la ley.

Esto fue denunciado por Rafael Vázquez Acosta, quien luego de sufrir un accidente en el 2019 en su motocicleta con un valor superior a los 380 mil pesos, su unidad terminó en uno de los retenes de Grúas Negras propiedad de Heyna ‘N’, la cual le fue robada y vendida con facturas apócrifas, la Fiscalía General del Estado ha sido omisa en contra de los dueños de este establecimiento.

En entrevista con GRUPO CANTÓN, el empresario indicó que luego de 8 meses y que fuera emitida la causa probable de su percance, entró en dialogo con la aseguradora, misma que le haría efectivo el daño total de su motocicleta Mb Gusta F4750, para ello necesitaba la factura y la motocicleta que fue remolcada por esta compañía el 23 de marzo del 2019 luego del accidente sufrido.

Al acudir al retén se encontró que su vehículo desapareció, luego de investigaciones realizadas por su cuenta, descubrió que fue vendida por el mismo retén en agosto a un taller de motos en Tierra Colorada propiedad de Eleobaldo Rodríguez quien mostró una factura con número 34434 emitida por María Concepción Briceño García con domicilio en Apatzingan, Michoacán y que fue entregada por la empresa Grúas Negras.

En este círculo por desaparecer las unidades, la motocicleta terminó en poder de una persona de la Secretaría de Marina en Centla, investigación realizada por el mismo denunciante, permitiendo a la Fiscalía del Estado recuperar la moto, la cual fue pintada y cambiada en algunos aspecto, pero tenía el mismo número de serie de la factura original en poder de Rafael Vázquez.

Pese a las denuncias interpuesta tanto por el taller de motos que compró el vehículo, la formulada por el verdadero dueño de la moto, así como las pruebas de fotografías que captaron el momento en que la unidad es sacada del retén por su “comprador” y las facturas apócrifas, no se ha actuado en contra de los dueños de Grúas Negras.

“Casualmente son los dueños de autopartes de ‘Loma de Caballo’ a los que conocen como los chilangos, entonces, venden autopartes, tiene el retén y tienen las grúas, es un negocio redondo, al final del día sino te lo desaparecen, te lo deshuesan, como mi moto no era común se les hizo fácil venderla con una factura falsa” dijo el empresario.

 

La factura original

Te puede interesar

Advertisement