web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
foto: @c4jimenez

Chico de 14 años intentó estrangular a su madre: “No descansaré hasta conseguirlo”, sentenció

A como pudo, la fatigada mujer logró zafarse del ser al que había críado y logró salir huyendo despavorida.

Agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, (FGJCDMX) detuvieron hace unos días a un chico de 14 años de edad que intentó estrangular a su propia madre.

Los hechos sucedieron en la colonia Atlántida de la Alcaldía Coyoacán.

La madre de Axel contó a los agentes del orden que desde hace un par de meses, el niño tuvo cambios en su carácter, volviéndose más violento.

En una primera instancia, los ataques fueron contra su hermana, a quien después de insultar, intentó ahorcarla. Al darse cuenta, su madre acudió a separarlo del cuello de la chica. Como respuesta, el adolescente empezó a pregonar a los cuatro vientos que las mataría a ambas y no descansaría hasta conseguirlo.

“Te mataré y no descansaré hasta conseguirlo”, profería el violento pequeño.

El miércoles 26 de agosto, mientras Axel y su madre veían la televisión, una transformación radical del chico lo llevó a montar en cólera, al grado de tomar entre sus púberes manos el cuello de la mujer que le dio la vida, haciendo presión al grado de que el rostro de la infortunada fémina se tornara en una coloración rojiza.

A como pudo, la fatigada mujer logró zafarse del ser al que había críado y logró salir huyendo despavorida.

Horas después, la mujer regresó temerosa a casa y encontró al pequeño Axel cenando cereal en el comedor familiar. El chico, inmutable, le ofreció de su plato de cena a su madre, charlando con ella como si nada hubiera pasado.

Dos días más tarde, el viernes 28 de agosto vino otro episodio más de violencia a la casa de la madre de Axel.

El reloj marcaba casi las tres de la tarde. Axel fue hasta la recámara, y abriendo la puerta violentamente, empezó a proferir una sarta de insultos a su progenitora. Temiendo repetir lo acontecido días antes, la señora corrió por toda la propiedad pero al ver que esta vez la situación parecía salirse de control, decidió salir a la calle. Pero Axel no se detuvo y aún en la vía pública seguía con su rosario de majaderías e intentos por alcanzar a su mamá para hacerle daño.

La persecución se dio por un par de cuadras. La señora, sudorosa y agitada, parecía desfallecer ante el ímpetu de maldad de su hijo.

Cuando parecía que se consumaría un matricidio en las calles de Coyoacán, providencialmente hicieron su aparición unos agentes de la Policía de Investigación, quienes socorrieron a la afligida mujer.

El chico fue presentado ante la Fiscalía de Justicia Penal para Adolescentes, enclavado en la colonia Doctores.