web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
CFE debe cuidar cortar los suministros eléctricos a plantas potabilizadoras: CEAS
Las plantas potabilizadoras deben cuidar no dejar sin agua a hospitales públicos.

CFE no debe dejar sin electricidad a plantas potabilizadoras: CEAS

“El llamado que le hacemos a la Comisión esa que tenga conciencia de que, es muy delicado estar pensando en cortar los suministros eléctricos a las plantas potabilizadoras que le dan agua a hospitales y centros de salud”: CEAS.

TABASCO.- La Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), es quien genera el abasto de agua para los hospitales públicos, por lo que si la CFE mantiene su política de cortes de energía a dependencias públicas, deberán cuidar que no afecten estos suministros, porque podrían caer en un delito, advirtió su titular Armando Padilla Herrera.

La titular de la dependencia señaló que derivado de la pandemia de covid-19, se generó un retraso en el pago de al menos 5 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quien de inmediato recurrió al corte de energía en diversas áreas de esta dependencia.

“El llamado que le hacemos a la Comisión esa que tenga conciencia de que, es muy delicado estar pensando en cortar los suministros eléctricos a las plantas potabilizadoras que le dan agua a hospitales y centros de salud, porque cometerían un grave error y un delito, si ellos propician eso, por un pequeño retraso que en este mes estuvimos”, indicó.

Padilla Herrera, seguro que prácticamente este martes podrían estar cubriendo la parte faltante que se adeuda va con la Comisión Federal de Electricidad y recordó que de manera anual la dependencia a su cargo eroga cerca de 160 millones de pesos para el pago del suministro eléctrico.

Asimismo, señaló que a pesar de la puntualidad con la que la Comisión Federal de Electricidad realiza los cortes de energía al mínimo retraso, ellos también mantienen adeudos de al menos 400 mil pesos por consumo de agua potable, por lo que la CEAS, se vio obligada a limitarles el suministro de agua y a taparles el drenaje al sistema sanitario del Estado.