web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Se aplicará sanción de tres meses a dos años de prisión y multa de treinta a noventa (UMA), al que venda mercancías a alto costo.

Cárcel a quien use monopólicamente los productos por contingencia

El Congreso del estado propuso reforma el Código Penal para evitar que comercios eleven de manera desproporcionada sus precios por el Covid-19.

Una iniciativa de reforma al Código Penal del Estado de Tabasco para la creación de la figura de lucro inmoderado con sanciones de hasta cinco años de cárcel a quien caiga en acaparamiento de productos o prácticas monopólicas, e incluso en incremento desmedido de los precios de los productos durante contingencias, presentó el diputado de Morena, José Concepción García González

El parlamentario señaló que en épocas de desgracia como la que hemos sufrido en nuestro estado en el pasado por inundaciones y muy actualmente con el COVID-19, se ha generado escasez de cubrebocas y desinfectantes, así como de productos de la canasta básica, elevando de manera desproporcionada sus precios, por motivos de la alarma de enfermedades virales, existen seres inhumanos que en su afán de generar ganancias, dejan desprotegidos a los ciudadanos, sin importarles su integridad y supervivencia solo por motivos económicos.

Es por ello que se propone la reforma y adición del Código Penal del Estado de Tabasco para contemplar el delito de LUCRO INMODERADO.

En ese sentido el Artículo 202 Bis, establecerá sanción de uno a cinco años de prisión y multa de doscientos a cuatrocientos cincuenta (UMA), a toda persona que almacene artículos de consumo necesario, incluyéndose toda clase de medicinas, combustibles, llantas o refacciones destinadas a usos domésticos, de turismo o de empresas de transporte por un período mayor de tres meses sin efectuar operaciones de venta de dichas mercancías, de acuerdo con los precios oficiales.

En ese sentido la Secretaría para el Desarrollo Económico y la Competitividad del Gobierno del Estado queda facultada para solicitar, cuando lo juzgue conveniente y directamente o por conducto de las Autoridades Municipales respectivas, de los productores, almacenistas y comerciantes en general, informes sobre las cantidades de artículos de consumo necesario y la falta del informe solicitado será sancionada con multa de cincuenta a quinientos pesos.

Asimismo, se aplicará sanción de tres meses a dos años de prisión y multa de treinta a noventa (UMA), al que venda mercancías de las señaladas en los artículos anteriores, a precios que produzca para el vendedor un lucro inmoderado. La misma pena se impondrá a los que desobedezcan las disposiciones de la Autoridad, tendientes a controlar la venta de los artículos alimenticios a los precios oficiales.