Conecta con nosotros
1 views

Centro

Caos y éxodo por incendio en Río Viejo

Fuga de gases y el chispazo de una soldadura, provocaron el incendio en la empresa ‘Mogel Fluidos’ y el desalojo de varias familias.

Publicada

en

337 Visitas

“La columna de humo se podía apreciar desde la glorieta La Chichona, yo venía desde allá, pero no pensé que fuera cerca de mi casa”, narra Gilberto Ruíz al observar el paso de bomberos y ambulancias que ingresaban al patio de maniobras de la empresa de servicios petroleros ‘Mogel Fluidos’, que ardió tras una imprudencia al soldar.

Serían las 13:00 horas, cuando María Irene León González, se percató que por el tejado trasero de su casa empezaba a entrar humo negro, a penas se aceraba a ver de donde provenía cuando escuchó una explosión, “dios mío, pensé que se me caía la casa, mi marido rápido empezó a sacar las cosas”, dijo.

El fuego se inició en una de las bodegas de almacenamiento de aceites de la empresa Mogel Fluidos, se enclava en el kilómetro 4.5 de la ranchería Río Viejo, ahí un par de obrero realizaban la soldadura de una estructura, pero a escasos metros estaban los contenedores con químicos y aceite. La compañía se especializa en fluidos que ayuda a los pozos petroleros a no colapsar, ahí el manejo y almacenamiento de este tipo de sustancia.

Paramédicos acudieron a brindar los primeros auxilios a los lesionados.

En una toma aérea de Grupo Cantón se observó las dimensiones del siniestro.

Autoridades acordonaron el inmueble y retiraron al personal.

Trabajadores y vecinos de la compañía, abandonaron la zona por temor a una explosión.

CHISPAZO LA CAUSA

Miguel José Magaña, Jonathan Uribe e Ignacio López, eran obreros de la compañía cercanos al sitio donde se estaba llevando a cabo la reparación, el gas generado por las sustancias, aunado a las chispas, derivaron en un ‘fogonazo’ que provocó que resultaran con quemaduras de primer y segundo grado.

Habrían pasado 20 minutos, cuando las sirenas y las luces destellantes de torretas atravesaron el patio de maniobras de la compañía, bomberos, tanto estatales como municipales sumaron esfuerzos para combatir el siniestro que amenaza con brincar a las viviendas como la de María Irene, quien desde el patio de su vecina rezaba para que el fuego no llegara a su casa.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia