web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Cambiar para conservar la vida

Los cambios en la vida no son fáciles para nadie; dejar lo que ya tenemos y que nos proporciona sa­tisfacción, comodidad, deleite constituye para nosotros una pérdida que nos hace sufrir y, en el momento, no consideramos que eso mismo nos puede proporcionar la consecución de algo mejor. Esto pasa cuando el niño, al nacer, debe abando­nar la comodidad del seno materno y adaptarse a un nuevo estilo de vida lo cual, al principio le re­sulta incómodo y menos placentero, pero que al fi­nal le permitirá crecer, desarrollarse, entrar en la vida familiar y social hasta realizar una misión en este mundo.

En el proceso de la vida vamos haciendo con­quistas y a la vez tenemos pérdidas, como cuando el mismo niño tiene que desprenderse del cuida­do y compañía física de sus padres para ir a su pri­mer día en la escuela o cuando el muchacho o la joven tienen que dejar su hogar para formar otra familia en el matrimonio. Todos estos cambios que hemos de hacer como personas humanas nos causan un sufrimiento, implican una renuncia, es­fuerzo y adaptación a otras condiciones de vida.

Te puede interesar

Advertisement