Conecta con nosotros
172 vistas -

Mundo

Cambia viruela del mono a mpox; OMS renombra al virus

Para evitar lenguaje racista y estigmatizante, cambia al diminutivo de monkeypox, denominación original del virus.

Publicada

en

LONDRES, INGLATERRA.- Las afectaciones mayores por la viruela del mono ha sido en África, donde casi no había vacunas y las personas se infectaban con animales como roedores o ardillas, y morían.

Es ante estos casos, que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha dedicido cambiar el nombre de la viruela símica a mpo, ya que hay preocupación de que la denominación original (monkeypox), que tenía décadas, pueda tener una connotación discriminatoria y racista.

La agencia de salud de la ONU informó en un comunicado el lunes que ‘mpox’ será la nueva forma de llamar a la viruela símica e indicó que los dos nombres se usarán en el transcurso del siguiente año mientras el otro nombre se elimina gradualmente.

La OMS destacó que estaba preocupada por el “lenguaje racista y estigmatizante” que surgió después de que la viruela del mono se extendió a más de 100 países. Señaló que numerosas personas y países le pidieron cambiarle el nombre.

En agosto, la OMS comenzó a consultar a expertos sobre cómo cambiar el nombre de la enfermedad, poco después de que la agencia de la ONU declarara que la propagación de la viruela símica era una emergencia mundial.

Hasta la fecha, se han identificado más de 80 mil casos en decenas de países. Se cree que la enfermedad se origina en los animales y ha desencadenado grandes brotes en África.

Fuera de ese continente, casi todos los casos han sido en hombres homosexuales, bisexuales u hombres que tienen sexo con hombres.

Los científicos creen que la viruela símica desencadenó brotes en los países occidentales después de propagarse a través del sexo en dos raves en Bélgica y España. Los esfuerzos de vacunación en los países ricos, junto con las intervenciones de control específicas, en su mayoría han logrado controlar la enfermedad después de que alcanzó su punto máximo en el verano.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia