web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Buscan limitar publicidad de comida chatarra en Oaxaca; organizaciones apoyan la propuesta

Se prevé que este miércoles 5 el Congreso de Oaxaca vote una iniciativa que busca prohibir las bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico.

Setenta y tres organizaciones estatales y nacionales respaldaron la iniciativa del Congreso de Oaxaca para proteger la salud de la niñez y adolescencia, que busca limitar la publicidad de bebidas azucaradas y alimentos chatarra, con el objetivo de contrarrestar la obesidad infantil.

Las 73 organizaciones firmaron un pronunciamiento donde piden a los legisladores ponderar la salud y la vida de la infancia oaxaqueña por encima de los intereses económicos de la industria alimentaria, y votar a favor del dictamen.

Consideraron oportuno legislar para prohibir a menores de edad la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico, porque con la pandemia de COVID-19 se ha evidenciado que la tasa de letalidad en México está por encima del promedio mundial.

“El gobierno de México ha expuesto que las enfermedades crónico-degenerativas como la obesidad, la diabetes y la hipertensión son la causa principal de que la tasa de letalidad por covid-19 en el país sea tan elevada, y esas enfermedades devienen de la mala alimentación por el alto consumo de bebidas azucaradas y alimentos chatarra”, mencionaron.

La tasa de letalidad por COVID-19 entre la población mexicana, subrayaron, es de 10.7 por cada 100 mil habitantes, “lo que coloca a México por encima del promedio mundial –que asciende a 6.2– y como el país con más muertes por cada 100 mil habitantes en América Latina”.

Este miércoles 5 se prevé que el Congreso local vote una iniciativa histórica que busca prohibir las bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico.

Se trata de la adición del artículo 20 bis a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, pues se considera que es necesario proteger la salud y la vida de niñas y niños por encima de los poderosos intereses económicos de las grandes empresas transnacionales productoras y distribuidoras de refrescos y alimentos chatarra.

Los promoventes de la reforma recordaron que desde 2016 el gobierno mexicano emitió declaratorias de emergencia sanitaria a todas las entidades federativas del país, ante la magnitud y trascendencia de los casos de sobrepeso y obesidad, así como los casos de diabetes mellitus, que siguen vigentes.

Un estudio del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, del Instituto Nacional de Salud Pública, advierte que niños con consumo habitual de bebidas azucaradas tuvieron 2.4 veces más probabilidad de tener sobrepeso; que el consumo elevado de bebidas azucaradas en niños y adolescentes predice ganancia de peso en la edad adulta, y que el consumo de bebidas azucaradas y refrescos se ha identificado como un factor de riesgo importante para diabetes mellitus 2 y síndrome metabólico.

Otro estudio de mortalidad por consumo de bebidas azucaradas encontró que en el mundo 655 mil de las muertes fueron atribuibles a ese consumo, incluidos 369 mil por diabetes, 258 mil por enfermedades cardiovasculares y 28 mil por diferentes tipos de cáncer. En México, seis de cada 10 muertes se atribuyen al consumo de bebidas azucaradas en adultos de menos de 45 años.

Con información de         Proceso