Síguenos

¿Qué estás buscando?

Las temperaturas en el estado están rebasando los 40 grados centigrados celcius.

Tabasco

Buscan el sustento ¡entre la ola de calor!

Las temperaturas infernales que se han registrado en los últimos días no han sido excusa para que dejen de trabajar jornadas de hasta 9 horas.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

Con el termómetro marcando 36 grados y una sensación térmica de hasta los 40 grados a la sombra, es común sufrir y sudar la gota gorda en calles de Villahermosa.

Tabasqueños que laboran bajo el sol aseguran que su trabajo es de resistencia, mientras otros dicen que ya están acostumbrados a las altas temperaturas y a estar expuestos a una deshidratación o insolación, por lo que procuran mantenerse por ratos bajo la sombra.

‘SI NO LO HAGO NO SALE PARA LA PAPA’

Javier López Izquierdo, trabaja desde hace 40 años en la colonia primero de Mayo, vendiendo periódicos, sin importar las inclemencias del tiempo pues es el sustento de su familia. “Estoy desde las cinco de la mañana, hasta las tres de la tarde. No queda de otra, si no lo hago no sale para la papa”, comenta con su vaso de pozol en la mano.

 

‘UNA CAMISA ME PROTEGE DEL SOL’

Oscar, trabaja en la construcción y es originario de Chipilinar, Jalapa. El reloj marca la una de la tarde y el termómetro 37 grados y con sensación térmica de 41 grados. “El grueso de la camisa nos ayuda para aguantar y no quemarnos, pero el calor es insoportable a fuerza nos retiramos para protegernos, ya nos acostumbramos”, explicó.

 

‘SOLO TOMO AGUA PARA SOPORTAR’

Doña Mari trabaja haciendo tortillas en el comal, desde las 8 de la mañana hasta las cinco de la tarde, la temperatura a la que se expone llega hasta 41 grados. “Aquí no hay aire acondicionado, ni nada. Tomo agua para soportar el calor”, expresa. “Cuando freímos empanadas el calor se eleva, pero no hay de otra, hay que trabajar, asegura”.

 

‘ESTO ES DE TODOS LOS AÑOS’

Carlos es trabajador de la CFE, como él muchos de sus compañeros se exponen todos los días a un doble peligro, primero a la electricidad y el segundo a los intensos rayos del sol. “No hay más aguantar. Esto es todos los años. Ahora aumenta el trabajo porque los transformadores se recargan y la demanda del servicio es mayor”.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement