Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Buen padre

Los hijos son un regalo de Dios, una hermosa herencia, en la Biblia, específicamente en el libro de Jue­ces 13, hay un relato acerca de una pareja sin hijos. Un día el Señor le ha­bló a la esposa de Manoa por medio de un ángel, le dio la promesa de te­ner un hijo varón, aun cuando ella era estéril.

Manoa, el futuro padre, preocu­pado por hacer lo mejor a favor del hijo que pronto tendrían, le pregun­tó al ángel cómo debían instruir y educar al niño. Estas palabras reve­lan la preocupación de un padre por seguir la voluntad de Dios y criar a su hijo de acuerdo con la voluntad di­vina. El ángel les indicó que debían criar a Sansón como un nazareo. El voto de nazareo, según el libro de Números, significaba que el niño se­ría consagrado a Dios, apartado para vivir en santidad.

En este tiempo en el que vivimos, es necesario que como padres siga­mos las instrucciones que Dios ha indicado en su Palabra para criar a nuestros hijos. Debemos preguntar­le a Dios constantemente cuál debe ser la manera de vivir de nuestros hi­jos y qué debemos hacer con ellos en su formación.

Te puede interesar

Advertisement