web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los chiapanecos cerraron la vía Zapata-Villahermosa, exigiendo un camino que no existe.

Bloquean y exigen camino en Calatrava

Habitantes chiapanecos que se movían por el río Usumacinta, recientemente abrieron una vía sobre propiedades privadas.

EMILIANO ZAPATA.- Habitan­tes de la localidad Calatrava, muni­cipio de Palenque y otros poblados realizaron ayer una manifestación y bloqueo carretero en demanda al gobierno su intervención para so­lucionar un problema añejo relacio­nado a la necesidad de contar con un camino de acceso para llegar a la localidad, ya que el actual atraviesa propiedades privadas de ganaderos, los cuales ya están impidiendo el pa­so de los pobladores.

Cansados de la nula respuesta por parte de las autoridades chia­panecas, 250 personas entre hom­bres, mujeres, niños y jóvenes, pertenecientes a Palenque, Chia­pas, decidieron cerrar la carretera Zapata-Villahermosa, en los límites de Chiapas y Tabasco, para exigir so­lución ante la necesidad que tienen de contar con un camino que los co­munique con la vía principal.

Por acuerdo de asamblea los habitantes del ejido Calatrava así co­mo de otras comunidades afectadas optaron por marchar pacíficamente desde la casa ejidal hasta la carrete­ra que sirve de entrada al municipio de Emiliano Zapata, para pedir que se les permita el paso a ambulancias y personas enfermas y respetando el protocolo de salud por la pandemia del Coronavirus.

En un manifiesto a la opinión pública los habitantes de Calatrava y otras comunidades afectadas ase­guran que el camino de acceso es de terracería y tiene alrededor de 100 años de existir y transcurre por 5 kilómetros, cuatro a la orilla del río Usumacinta hasta el limite del es­tado de Chiapas y el último kilome­tro ya dentro del estado de Tabasco, aunque en realidad estas comunida­des durante muchos años se trans­portaban por la vía pluvial desde su comunidad hasta los pueblos cer­canos, pero desde hace seis meses abrieron ese camino, atravesando por propiedades privadas de gana­deros de Tabasco, lo que los alertó de una posible invasión por lo que decidieron cerrar el paso.