Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Bicarbonato con limón: no cura todos los males, pero sí muchos

Imagina qué sucede si mezclas ambos ingredientes, simplemente potencias sus propiedades. Estos son algunos de los efectos del bicarbonato con limón que seguramente no conocías.

¿Quieres bajar de peso? ¿Qué tal desintoxicarte?¿Quisieras quitarte la ‘hinchazón’ del estomago? Pues esto y más es posible gracias a un remedio casero que seguramente alguna vez te ha ofrecido la abuela.

Estamos hablando del bicarbonato con limón. Y no han metido quienes te han dicho que tiene múltiples propiedades. Los efectos en el cuerpo son benéficos y las cosas que ocurren cuando lo tomas son casi magia.

El limón tiene mucha concentración de vitamina C y antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico, además de ser diurético.

Por su parte, el bicarbonato, además de usarse en la comida es un poderoso aliado a la hora de aliviar problemas estomacales.

Entonces, imagina qué sucede si mezclas ambos ingredientes, simplemente potencias sus propiedades. Estos son algunos de los efectos del bicarbonato con limón que seguramente no conocías.

ADIÓS A LA INDIGESTIÓN

Si en tu botiquín no tienes ‘pepto’ no importa, esta mezcla es un poderoso antiácido y ayuda a reducir los síntomas de indigestión: flatulencias, hinchazón y acidez.

PODEROSO BLANQUEADOR DENTAL

Hacer gárgaras de limón con bicarbonato de manera esporádica te servirá para mantener una dentadura digna de comercial de televisión. Dile adiós a las manchas y hasta a la acidez bucal, pero eso sí, no abuses porque a la larga puede resultar perjudicial.

SIN DIETAS PERO CON MUCHO EJERCICIO

Aunque de manera científica no se ha demostrado, hay evidencia que el bicarbonato es un agente energético que te impulsa a rendir más en la actividad física vigorosa, por lo que tu metabolismo estará acelerado aun en esos tiempos de reposo.

CORAZÓN, CORAZÓN

Combina bicarbonato, limón y agua y los niveles de colesterol ‘malo’ se reducirán, propiciando el aumento en los niveles de lipoproteínas de alta densidad, el llamado colesterol ‘bueno’. Con esto estarás haciendo méritos para evitar accidentes cerebrovasculares y ataques cardiacos.

DETOX

Al ser diurético, el jugo de limón contribuye a que tengas de manera frecuente ganas de orinar, lo cual es bueno, pues de esta manera se eliminan las toxinas, sales y grasas que tanto daño le hacen a tu organismo. Tus riñones te lo agradecerán.