web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Conductores se muestran reacios a acatar las disposiciones de confinamiento.

Centro

Batallan en retenes con la movilidad

Por auto y a pie sigue el desacato; aglomeraciones por cierre de negocios y ventas anticipadas por Día de las Madres.

Elementos de la Secretaría de Se­guridad y Protección Ciudadana (SSPC), así como de la Policía Es­tatal de Caminos, batallaron ayer en los 7 retenes instalados al inte­rior de la capital tabasqueña, así como los 11 situados en las carre­teras federales, ante el incumpli­miento de las medidas de preven­ción por parte de los conductores, para circular en la vía pública.

Solamente en el retén instala­do en la ranchería Río Viejo, los elementos de la SSPC y la PEC regresaron a tres automovilistas a sus casas por no llevar cubrebo­cas, y detuvieron momentánea­mente a más de 50 vehículos, pa­ra que el acompañante del chofer se cambiara a la parte trasera.

 

SIN SANA DISTANCIA

Por su parte, Meri Morales Mo­rales, agente de Tránsito, mani­festó que en el retén instalado en la avenida Constitución y Ruiz Cortines, a cada hora detenían alrededor de 20 vehículos para ordenar al acompañante del con­ductor que se cambiara hacia la parte trasera del vehículo.

 

Tiendas de conveniencia con largas filas, previo al cierre total.

 

ACELERE HACIA EL CIERRE

Clientes inconformes, paradas llenas de usuarios, carreteras fe­derales con tráfico, se vivió ayer a escasos minutos del cierre de los comercios esenciales a las 16:00 horas, tal y como quedó acorda­do entre los establecimientos y el Ejecutivo, para disminuir la mo­vilidad y las cifras de contagio.

En Plaza Las Américas, una fa­milia llegó justamente a las 15:30 y el personal de vigilancia no le permitió el acceso, por lo que se inconformaron e insultaron a los vigilantes.

 

AGLOMERACIONES

Mientras las patrullas de la Se­cretaría de Seguridad y Protec­ción Ciudadana vigilaban que los comercios cumplieran con el cie­rre a las 16:00 horas, los trabaja­dores se aglomeraron y formaron una fila de 50 metros en espera del transporte.

El cierre de pastelerías y flo­rerías este fin de semana pro­vocó que las aglomeraciones se adelantaran en algunos estable­cimientos.

La demanda se concentró ayer viernes , aumentando el flujo ve­hicular prácticamente todo el día hasta las 16 : 00 horas que se mar­caba como cierre obligatorio.

Algunas personas opinaron que el mandato del cierre, lo único que hizo fue adelantar las compras del festejo materno.

Te puede interesar

Advertisement