Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Al interior de las casas, el agua ingresó 30 centímetros, suficiente para mojar todo.

Baja agua…brotan daños

Muchas personas perdieron colchones, muebles, ropas, las pérdidas rebasan entre los 20 y 25 mil pesos.

Don Alfonso señala con el dedo índice de su mano derecha, que el agua alcanzó un metro de profundidad en la barda de su casa. Al interior, el agua ingre­só a 30 centímetros, suficiente para mojar dos sillones, una te­levisión, ropa y los colchones.

Su rostro refleja cansancio y tristeza. Platica que cuando el agua entró a su casa, le pre­guntó a unos policías que pa­saban por la calle Guayacán, ¿qué podían hacer porque es­taban inundando?, pensaba que ocurriría otra vez como en el 2007. El policía les respon­dió que los mejor era que fue­ran a un albergue.

‘Cuando le pregunté al poli­cía, me dijo que podíamos ir al albergue del Parque de la Soli­daridad y ahí fuimos. Mi esposa lloró porque se mojó su ropa, el colchón. Y yo le dije que no im­portaba. Las cosas materiales se pueden recuperar, lo prime­ro es la vida. Y decidimos salir. Hoy que regresamos, todo está mojado. Calculo que tenemos pérdidas por 20 mil pesos’.

Mientras don Alfonso plati­ca lo difícil que fueron los sie­tes días anegados en el sector Valle Verde, de la colonia Ga­viotas Sur, otras personas con­tinúan limpiando sus casas. Es el caso de doña Socorro López, quien llevó consigo una bomba sumergible para retirar el agua.

‘Logré sacar algunas cosas, pero se me echaron a perder los colchones, muebles. Ya afor­tunadamente el agua está ba­jando, pero las perdidas siguen subiendo. Calculo que perdí co­mo unos 25 mil pesos por todo lo que se mojó’, expresó.

Tanto don Alfonso como do­ña Socorro agradecen que las anegaciones no fueron como en el 2007, pero ahora tendrán que trabajar arduo para comprar las pertenencias que se les echaron a perder en las anegaciones por las lluvias extraordinarias y fa­lla de cárcamos.