Conecta con nosotros
124 vistas -

Unis y Más

¡Ay, democracia!

Publicada

en

La construcción de un sistema electoral es un tema apasionante y complejo, cada una de las democracias existentes ha tenido que establecer mecanismos con los cuales elegir a sus representantes y dirigentes, otorgando de esta forma a los ciudadanos el poder de determinar el destino de su nación.

En el mundo existen muchos modelos a seguir, aunque normalmente podemos dividirlos en tres grandes modelos, el de mayoría (relativa y absoluta), el de representación proporcional, y los sistemas mixtos como es el caso de México. Cada uno con sus ventajas y desventajas.

En este momento nuestro país se encuentra en un escenario clave para el futuro de nuestra democracia, con el impulso de la reforma electoral propuesta por nuestro presidente López Obrador se pretende corregir muchos de los errores y horrores del sistema electoral mexicano.

Uno de estos horrores es la existencia de las diputaciones y senadurías plurinominales. Si bien es cierto existen muchos países con un sistema proporcional, este no encaja con la lógica política del electorado mexicano, ni con la configuración original de nuestra república, ya que este sistema favorece la subsistencia de una gran cantidad de partidos políticos que más que resaltar por sus resultados electorales, simplemente sobreviven por estas cuotas de representación, mismas que generan un gasto adicional en presupuesto público.

Los partidos políticos se han convertido en un lastre tanto política como económicamente, y mantener a un sistema que los favorece no creo que sea una opción benéfica para el pueblo. Ya en 2018 la aplastante victoria de MORENA demostró que no se requiere un gran presupuesto para ganar elecciones, es por ello que este movimiento, cimentado en la organización social y no en candidaturas plurinominales propone dar un paso adelante en la construcción de un mejor sistema electoral.

El sistema propuesto por AMLO, de carácter mayoritario, es más cercano al que tienen las más grandes democracias de nuestro mundo, como las de Estados Unidos, India y Brasil; y que comparten con países tan prósperos como Canadá o Reino Unido. ¿Qué dirán ahora los opositores? ¿Qué nos dirigimos a una dictadura como en Canadá? Ridículos.

José Francisco Trujillo Beltrán | Columnista UNIS Y MÁS
▪️ Titular de la Unidad de Apoyo Jurídico del Museo Interactivo Papagayo

Redes Sociales:
Facebook: José Francisco Trujillo Beltrán
Twitter: @FranTruBel
Instagram: @franciscotrujillob

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia