Conecta con nosotros
7 vistas -

Tabasco

Automovilistas invaden las banquetas de Villahermosa

Pese a que adueñarse de los espacios para peatones se castiga con multa de hasta 2 mil 886 pesos e incluso arresto de 36 horas, automovilistas siguen violando tres leyes.

Publicada

en

TABASCO.- Automovilistas en Villahermosa no dudan de adueñarse de las banquetas, pese a que es una infracción que se castiga con multa de hasta $2 mil 886, e incluso arresto de 36 horas.

De acuerdo al Artículo 18 de la Ley de Movilidad, el uso de las banquetas es un derecho de los peatones, pero este ordenamiento carece de un reglamento que se pueda sancionar al infractor.

En tanto que en el Artículo 215 del Bando de policía y Buen Gobierno, se establece la prohibición de “Estacionar vehículos sobre banquetas, andadores, zonas peatonales, jardineras o camellones”.

Según el nuevo Bando de Policía y Buen Gobierno municipal, a quien invada las banquetas se le impondrá multa de 1 a 30 UMAS, equivalente a $2 mil 886, y/o arresto hasta por 36 horas, no obstante, en calles y avenidas de la ciudad, no hay quien frene a los ‘gandallas’ que se roban las banquetas para sus vehículos.

Sin importarles la ley, automovilistas violan el Reglamento de Tránsito, la ley de Movilidad y el Bando de Policía y Buen Gobierno, al estacionarse en lugares prohibidos, como las zonas peatonales y las banquetas, provocando que los peatones tengan que arriesgar su integridad al tratar de continuar su camino.

Los automovilistas ocupan las aceras como si fueran estacionamientos.

NO RESPETAN REGLAMENTO

El artículo 101 del Reglamento de Tránsito indican lo siguiente: “Queda prohibido estacionarse: sobre una zona peatonal o áreas verdes, formando doble fila con otro vehículo, frente a una entrada de estacionamiento, en el área de una intercesión”.

Pese a ello, en un recorrido de Grupo Cantón por avenidas como Gregorio Méndez Magaña y Paseo Tabasco, se pudo observar que los conductores hacen caso omiso a los lineamientos. María Jiménez usa las banquetas todos los días con sus hijos; asegura que estacionarse sobre las banquetas es una práctica común de los automovilistas, obstaculizando su caminar y poniéndola en riesgo.

“Es incomodo, porque vengo con mis hijos y te tienes que bajar en una avenida principal donde pasan muchos coches”, relató mientras caminaba por la avenida Paseo Tabasco.

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia