Conecta con nosotros

Like

¡Aunque usted no lo crea!, las estrellas sin control y más agresivas

Quién diría que los artistas también pierden los estribos; muchas veces son las celebridades las que no se contienen y se meten en cada bronca, que hasta han ido a parar a la prisión.

Publicada

en

526 Visitas

Quién diría que los artistas también pierden los estribos; muchas veces son las celebridades las que no se contienen y se meten en cada bronca, que hasta han ido a parar a la prisión.

Tal es el caso del mazatleco Pablo Lyle o el del actor Eleazar Gómez.

ALFREDO ADAME

El caso más reciente fue cuando se agarró a golpes con un automovilista y su acompañante, en la vía pública, tras un choque.

El actor asegura que él le propinó una golpiza al chofer, aplicando su “infalible patada de bicicleta”, más una “ráfaga de puñetazos”, aunque los cientos de videos que grabaron los transeúntes del “pleitazo” callejero, indican que al artista le dieron “una tremenda madrina”, que lo dejó tirado en el suelo.

Tras el incidente, Alfredo indicó que levantará una demanda contra la pareja, porque, presuntamente, la dama le robó su celular. Sin embargo, el conductor podría pisar la cárcel por el delito de violencia contra la mujer.

EDUARDO YÁÑEZ

Hace tres años, durante la alfombra roja de la presentación del servicio de streaming Pantaya, en Los Ángeles, el actor mexicano de Corazón Salvaje y Amores Verdaderos, perdió el control y le dio tremenda cachetada a un reportero del programa El Gordo y La Flaca.

Sin embargo, tras llegar a un acuerdo legal, el histrión tuvo que pedir disculpas al comunicólogo Paco Fuentes y pagar una fianza.

ELEAZAR GÓMEZ

Tremenda golpiza fue la que le puso el actor de La Mexicana y El Güero, Eleazar Gómez, a su expareja Tefi Valenzuela, el pasado 5 de noviembre de 2020, el histrión fue detenido en el departamento de la modelo, por los cargos de golpear e intentar estrangularla.

Luego de cuatro meses en el Reclusorio Norte, el también cantante salió, pero tuvo que dar casi 500 mil pesos a la peruana, para resarcir el daño.

PABLO LYLE

Un desafortunado encuentro hizo que el actor quedara en Miami sin trabajo y con un grillete localizador en el tobillo.

Y es que el artista de la película Mirreyes vs. Godínez, en un momento de arrebato, golpeó, el pasado 31 de marzo de 2019, al cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años, quien, cuatro días después, murió en un hospital.

Por fortuna para el actor, las cosas van avanzando a su favor, tras varios años de estar arraigado en Florida.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia