web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El dirigente estatal del PAN dijo que aún hay muchos temas pendientes sobre la mesa.

Aún queda mucho por revisar, no solo es la Ley Compadre: Pedro Gabriel Hidalgo

“Además de la Ley Compadre, están las acciones de inconstitucionalidad contra la Ley Garrote, la reducción de regidores, la eliminación de las Junta Municipales Electorales, y otras que están en trámite como la Ley ISSET”, sentenció.

“En Tabasco no solamente fue la Ley Compadre, todavía hay cerca de 19 acciones de inconstitucionalidad que se encuentran a revisión en la Corte y que también podrían salir a favor de los demandantes”, aseveró el dirigente estatal del PAN, Pedro Gabriel Hidalgo Cáceres.

Mientras tanto, dijo celebrar el triunfo para el estado de derecho con la resolución de la Suprema Corte de Justicia que anuló la llamada ‘Ley Compadre’, que permitía contrataciones sin licitación pública, beneficiando a empresas amigas.

A decir del dirigente partidista, la ampliación indeterminada de los supuestos de excepción en la asignación directa de obras, impedía garantizar el principio de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez del gasto público y fue lo que tomó en consideración el Pleno de la Corte.

“Además de la Ley Compadre, están las acciones de inconstitucionalidad contra la Ley Garrote, la reducción de regidores, la eliminación de las Junta Municipales Electorales, y otras que están en trámite como la Ley ISSET, contra las que se han presentado diversos recursos y que van a seguir sumándose como acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte”, expresó.

Hidalgo Cáceres, señaló que, por otro lado, quedó exhibido el Congreso del Estado, por no cumplir su papel de contrapeso de los otros poderes públicos, sino que se ha limitado salvo honrosas excepciones a actuar como una oficialía de partes, que sin discusión aprueba sólo lo que el Ejecutivo les ordena.

Finalmente, señaló que el gobierno actual ha sido arbitrario al cambiar las leyes a modo, sin justificación legal, más que el pretexto de la austeridad y la lucha contra la corrupción y que la respuesta que se ha dado ahora de que pese a la Ley todas las obras han sido licitadas, revelan una incongruencia más pues se ordenó modificar con urgencia la Ley, sin que hubiera necesidad.