Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En muchas familias, son los hombres los que acuden a hacer el mandado al supermercado.

Aumenta hasta 357% el gasto en los hogares

Las compras se han multiplicado en alimentos, materiales de limpieza y protección individual.

El aislamiento social por la emergencia sanitaria del Co­vid-19 ha generado que el gas­to familiar de los tabasqueños para la compra de productos de primera necesidad se incre­mente desde 166 hasta un 357 por ciento.

En temporada normal, una familia de cuatro miembros de clase media gasta en prome­dio de 3 mil 500 a 6 mil pesos al mes en artículos de primera ne­cesidad, como la alimentación y limpieza, pero ahora han des­embolsado hasta 16 mil pesos en el periodo de cinco semanas que lleva la emergencia.

 

MÁS COMPRAS

Este gasto se refleja, por una parte, en más alimentos ante la presencia de niños en la casa por el cierre de escuelas, y por el otro, que se ha multiplicado el uso de materiales de limpieza y además se le ha sumado la ad­quisición de equipos de protec­ción individual.

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comer­ciantes (ANPEC), las familias en promedio están gastando 3 mil 200 pesos semanales, porque las personas están en sus casas de manera permanente, hasta que se levante la cuarentena.

La Oficina de Defensa del Consumidor (Odeco) coincide en esta conclusión.

“Es el consumo que tenemos en casa ahorita. Nosotros tene­mos vacaciones forzadas, enton­ces ahorita, el consumo de agua, alimentos, se va incrementando. Creo que esto es normal, y apar­te hay mucha situación de facto­res económicos”, expresó Pedro Aldecoa, titular de la Odeco.

 

PRECIOS ESTABLES

El funcionario federal también comentó que los precios de los productos de la canasta básica se han mantenido, aunque el consumo es muy fuerte porque las familias están acudiendo, en promedio, una vez por semana para realizar la despensa.

Aunque también hay otra parte que compra a diario en menor cantidad.

Un ejemplo de ello es en la vivienda de Sebastiana López, quien acude una vez por semana para comprar los productos de la canasta básica.

“Gastamos hasta tres mil 200 pesos, y me alcanza para com­prar azúcar, arroz, leche, huevo, tomate, cebolla, entre otros pro­ductos”, asegura.

“Somos cinco personas en la casa con mi esposo y mis hijos, y como mis hijos trabajan lo que hacemos es cooperarnos entre todos. Compramos alimentos para una semana, para no estar yendo a cada rato y contagiar­nos. Estamos gastando más gas de lo normal y más agua. A la semana también tenemos que comprar cinco garrafones de agua”, dijo.

Cabe señalar que será has­ta que se levante la cuarentena cuando las familias vuelvan a disminuir sus gastos a como lo hacían antes de la declaración de las tres fases por el Covid-19.