Connect with us

Hola, que estas buscando?

agosto 3, 2021

Segundos antes del espeluznante accidente, el motociclista y el conductor del tráiler fueron visto haciéndose señales obscenas con las manos cuando se desplazaban en la avenida.

Centro

Atrapado y sin salida; debajo de un tráiler

El caos se desató sobre el boulevard Adolfo Ruiz Cortines; una hora rescatistas estuvieron maniobrando para sacarlo con vida.

VILLAHERMOSA.- Los pocos automovilistas que pasaban por abajo de la avenida Ruiz Cortines y Pagés Llego a esa hora —viente minutos para las once— quedaban sorprendidos al ver suspendida sobre el vacío más de la mitad de la cabina del tráiler.

No era para menos, la llanta y toda la trompa de la unidad al servicio de Trabol —empresa que se promociona como «especialistas en el traslado de mercancía»— fracturaron el duro pretil del bulevard antes de quedar colgando en el aire, a unos 12 metros del suelo.

Pero si alguno de esos trasnochados conductores hubieran estado arriba del bulevard se habrían quedado sin palabras. El drama estaba sucediendo a 12 metros de altura.

EL TRAILERO SE «PELÓ»

Una patrulla estatal y una ambulancia mantenían cerrado —ayer martes 13 de julio— el paso sobre Ruiz Cortines, a la altura de Pagés Llergo, con dirección al aeropuerto de la ciudad.

Un trailer de la empresa Trebol se había salido de su carril y quedado suspendido sobre la estructura de concreto.

Una llanta estaba en el vacío, y la otra, la que había quedado en la cinta asfáltica, aplastaba la pierna —o lo que quedaba de ella— de un conductor de motocicleta.

El joven de 21 años, que dijo llamarse Carlos Contreras de 21 años de edad, había sido embestido minutos antes por un camión pesado que no traía la caja trasera y arrastrado varios metros, comentaron uno de los muchos curiosos que detuvieron su marcha al observar el impresionante accidente.

IBA RUMBO A SU CASA

Los paramédicos de la Cruz Roja fueron los primeros en llegar al accidente el reloj marcaba las 22 horas con 38 minutos. La unidad pesada estaba desierta. El conductor se había pelado, pero el motor del “Goliat”, aun rugía sobre el vació del puente los pescadores.

Debajo del trailer, entre el guardabarros y fierros, se encontraba Carlos. No podía salir porque una de sus piernas estaba atrapada debajo de la llanta.

Los paramédicos trataron de calmarlo, platicando con él y preguntándole de dónde venía y quién era. Él contó que había salido de su trabajo y se dirigía a su casa, cuando fue arrastrado por el tráiler, cuyo conductor había perdido el control por el exceso de velocidad.

Los rescatistas desesperados corrían de un lado a otro, no podían acercarse al gigante vehículo por temor que este cayera al estrepitoso vacío, pero en medio del caos no faltaron las versiones que señalaban el accidente, “ venían peleando, se decían de palabras, cuando el trailer volanteó y se fue contra la pequeña motocicleta, de pronto la perdimos de vista”, dijo uno de los testigos.

Carlos suplicaba por momentos que lo sacaran de ahí, pero los rescatistas no podían hacer nada hasta que movieran el camión pesado.

MANIOBRA EXITOSA DE UNA GRÚA

El muchacho vivió aproximadamente una larga hora de terror debajo del chasis, la maniobra requirió la presencia de operadores de Grúas, así como Bomberos.

Un cable de acero que terminaba en un gancho grueso ancló a la unidad y lentamente fue alzado para liberar la pierna del muchacho. Fueron breves segundos y al fin los rescatistas pudieron sacar a Carlos, quien de inmediato fue llevado para su atención médica al hospital Rovirosa. La pierna del muchacho estaba deshecha, pero al menos con vida.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement