web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Habitantes de la ranchería Las Flores, de Paraíso, atravesaron sus vehículos en protesta por la polvareda que levantan camiones de la cementera.

Asfixian a colonos polvo y residuos tóxicos; bloquean

“A nosotros no nos va a matar el Covid-19 sino el polvo que absorbemos día y noche”, señalan habitantes de Las Flores.

PARAÍSO.- Habitantes de la ran­chería Las Flores segunda, a la altura del corredor industrial, bloquearon el acceso a la planta cementera Holcim, derivado de la polvareda de los residuos que se destilan durante el día y la no­che en la fabricación del produc­to que es llevado a la refinería de Dos Bocas, el cual ha comenzado a provocar enfermedades respi­ratorias de los vecinos.

Grandes nubes de polvo y mez­cla invaden la carretera, el cual se va acumulando sobre el acota­miento y con el exceso de veloci­dad con la que transitan las unida­des pesadas dificulta la visibilidad sobre la vía. “No estamos en contra de que estas empresas se instalen en la zona, lo que estamos pidien­do es que apliquen las medidas pa­ra no perjudicar la salud de los ve­cinos”, expuso Joel Santos, uno de los afectados.

Las góndolas de Holcim levantan enormes nubes de polvo.

 

“A nosotros no nos va a matar el coronavirus, nos va a matar tanto polvo que respiramos; principal­mente a los niños y ancianos que están enfermándose sin que nin­guna autoridad intervenga; por ello decidimos bloquear para que den una solución a la problemá­tica”, expresó la líder Candelaria Hernández.

El grupo de manifestantes fue atendido por el ingeniero Víctor Manuel Colchado Vázquez, quien se desempeña como jefe de planta, quien prometió atender la petición de los quejosos, comprometiéndo­se a retirar el concreto derramado sobre la cinta asfáltica, el polvo y rociar agua a través de pipas para mitigar el incesante polvo.