Síguenos

¿Qué estás buscando?

Imagen ilustrativa (Foto: Agencia)

México

Aseguradoras no cubrirán gastos por consumir dióxido de cloro ante COVID-19

Advierten a sus clientes que el dióxido de cloro no es un medicamento y, por lo tanto, no será cubierto por la póliza.

CIUDAD DE MÉXICO.- Aseguradoras en México están informando que no indemnizarán a pacientes con complicaciones de COVID-19 derivadas de haber ingerido dióxido de cloro, un agente químico que no ha sido aprobado por autoridades sanitarias, pero que ha ganado popularidad entre varios sectores de la población durante esta pandemia.

Un comunicado de Seguros Monterrey New York advierte a sus clientes que el dióxido de cloro no es un medicamento y, por lo tanto, no será cubierto por la póliza, tampoco en el caso de que la ingesta de este provoque complicaciones y consecuencias en el paciente.

 

“Recientemente en países de América Latina ha tomado relevancia la presunta eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento y prevención del COVID-19, a pesar de que la OMS y la OPS han advertido sobre los riesgos de ingerirlo”, dice el comunicado de Monterrey New York Life.

“Lo que recomendamos como industria es que se acerquen a los especialistas, a los médicos para que a partir de ahí, lo que tomen sea recomendación de un especialista. El asegurado también debe acercarse con su agente de seguros para revisar las condiciones generales de su póliza de gastos médicos”, dijo Edgar Karam, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en conferencia de prensa.

Aunque el directivo no se posicionó acerca de estas exclusiones que hacen las aseguradoras, resaltó que los tratamientos para tratar el COVID-19 deben ser prescritos por un médico especialista.

Desde el año pasado, la Organización Panamericana de la Salud advirtió que “se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, que indican falsamente tener propiedades curativas para la COVID-19 e incluso otras dolencias asociadas.”

El dióxido de cloro es un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, y el hipoclorito de sodio, un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica, podrían ser tóxicos si se ingieren y pueden causar una variedad de efectos adversos.

 

TE PUEDE INTERESAR: Daña dióxido de cloro; no cura el Covid

Te puede interesar

Advertisement