Connect with us

Hola, que estas buscando?

Seguridad

Asaltan a cuentahabiente tras retirar 300 mil pesos

El comerciante fue interceptado después de cobrar un cheque y mientras conducía un auto con placas del estado de Tabasco. Le dan de balazos.

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS.- Roberto «N» estacionó su auto marca Chevrolet con placas de circulación del estado de Tabasco, frente a la sucursal bancaria Bancomer, ubicada en pleno centro de la ciudad de San Cristóbal. Iba a cobrar un cheque por trescientos mil pesos.

Después de haber hecho fila y ser atenido por una cajera, el hombre dedicado al comercio cruzó sin preocupación la entrada de la sucursal bancaria y se subió a su Aveo. Eran las doce del día y el trámite sólo le había tomado unos 15 minutos aproximadamente.

El auto enfiló hacia la zona norte de la ciudad, en dirección a la colonia Primero de Enero, donde Roberto tenía su domicilio. El tráfico era ligero porque la víspera habían llegado los Reyes Magos.

Entre los autos que circulaban Roberto no se dio cuenta que desde que salió del banco lo venía siguiendo un par de sujetos en una motocicleta color negro. No se le despegaban, guardando la distancia para no ser descubiertos.

Cuando el Aveo entró a la calzada salomón González Blanco, que no tenía mucho movimiento vehicular también, los sujetos de la motocicleta aceleraron la unidad hasta empatarse con el primero a la altura del fraccionamiento Fray Bartolomé.

El comerciante Roberto pensó primero que se trataba de esos zig-zag que hacen los motociclistas para adelantarse al paso, por lo que giró su automóvil instintivamente más hacia la derecha de su carril, en el arcén, y disminuyendo la velocidad.

¡Cuál fue la sorpresa de Roberto al ver que en vez de acelerar, los de la motocicleta disminuían también su velocidad!

Creyó que eran algunos conocidos que lo iban a saludar, pero cuando vio que el acompañante del motociclista, el que iba atrás específicamente, sacaba de su chamarra un arma de fuego, supo que estaba en peligro.

UNA BALA SALE POR EL GLÚTEO

Fue segundos que a Roberto le parecieron una eternidad. Quiso meter a fondo el pie en el acelerador, para escapar, sobre todo, para proteger su vida porque en ese momento en lo que menos pensé fue en el dinero que había sacado hacía media hora.

El hombre armado disparó contra la humanidad de Roberto, que se dobló del dolor. Los desconocidos descendieron de su unidad y estiraron la mano hacia el asiento mullido de atrás, donde estaba una maleta compacta. Apenas la tuvieron frente a sus ojos deslizaron el cierre y comprobaron que dentro estaban los fajos de billetes azules que formaban la cantidad de trescientos mil pesos, la nómina del negocio de Roberto.

Como aparecieron, los motociclistas desparecieron sobre la avenida en dirección al Periférico Norte, dejando a Roberto herido en su unidad.

El asustado hombre bajó como pudo de la unidad y se arrastró unos metros para pedir auxilio. Automovilistas que pasaban se detuvieron para resguardarlo, en lo que la llamada al 911 surtía efecto.

Paramédicos no tardaron en darle los primeros auxilios, reportando que el hombre de 31 años de edad presentaba una herida causada por proyectil, que penetró por la zona la pelvis y salió por el glúteo izquierdo.

La Dirección de la Policía Municipal montó un operativo por toda la zona para localizar a dos sujetos, quienes serían denunciados por el delito de robo con violencia, en agravio de Roberto «N», que primero fue trasladado a un nosocomio cercano para su inmediata intervención.

Te puede interesar

Advertisement