Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Muchas personas viven al día, si dejan de trabajar, no comen

Arriesgan la vida por necesidad

Aun con la emergencia sanitaria por el Covid-19, no les queda de otra que salir a trabajar para ganarse unos pesos.

La falta de un ingreso económico seguro está obligando a un gran número de personas de la tercera edad en Villahermosa a trabajar en plena emergencia sanitaria por el Covid-19.

Zapateros, franeleros, carnice­ros, vendedores de aguas frescas se arriesgan a ser contagiados, aun cuando la indicación de la Secre­taría de Salud es que se queden en casa por ser los más vulnerables.

Quien sale todos los días a tra­bajar es don Isidro Mondragón Martínez, de 76 años de edad. En una banqueta de la calle Bastar Zozaya, junto al mercado Pino Suárez, repara zapatos. Dice sen­tirse fuerte, no le tiene miedo al Covid-19, le preocupa más quedar­se sin ningún peso.

Otro adulto mayor que tiene que trabajar es don Pedro Laguna. Su lugar de trabajo es el estaciona­miento de la Plaza Olmeca, junto con cinco compañeros más.

A sus 76 años de edad, tiene que valerse por sí mismo. El día que no trabaja es el día que no tiene para comprar una bolsita de café o hue­vos para el desayuno.