Conecta con nosotros

Tabasco

Arrasan fugas de Pemex con sistema lagunar en Paraíso

El daño se refleja en redes y artes de pesca, granjas de robalo y manglares donde el ostión se reproduce y crece.

Publicada

en

4114 Visitas

PARAÍSO.- Las orillas del río Seco, la laguna Mecoacán y las playas de este municipio registran una notoria presencia de hidrocarburo, que comenzó a esparcirse entre el lunes y el martes, lo que pescadores atribuyen a un derrame a consecuencia de la actividad petrolera en la zona.

Los daños ambientales y a la actividad productiva apenas se contabilizan. El aceite manchó redes y artes de pesca, las granjas de robalo y los manglares donde el ostión se reproduce y crece.

La playa El Colalito también resultó afectada y por toda la orilla son visibles las manchas de crudo, que se impregna en la arena y la naturaleza que el mar arroja. Desde el jueves, cuadrillas de trabajadores de una compañía contratista, supervisados por empleados de Pemex, se encargan de retirarla y con rastrillos y palas llenan costales que luego acarrean en lanchas.

Esto igual ocurre a orillas de la laguna Mecoacán y el río Seco, de cuyos cuerpos de agua dependen cientos de familias dedicadas a la pesca y al cultivo del ostión.

Apenas el año pasado, con ayuda gubernamental, realizaron el repoblamiento de los bancos ostrícolas, por lo cual temen que la afectación causada por el crudo impida que el molusco alcance la talla que se necesita.

“De nada sirve que tengamos granjas de ostión o de pescado si viene el derrame y contamina todo, mata la pesca”, lamentó Humberto de la Cruz, socio de la cooperativa Boca de los Ángeles.

Pescadores y cooperativistas se manifiestan inconformes porque aseguran que hace dos años sucedió un derrame similar y ni Pemex ni ninguna autoridad intervino para que se les pagaran los daños.

“Ahora vienen nuevamente a limpiar, pero aquí la afectación, la contaminación ahí se queda y nadie responde por las pérdidas que nosotros tenemos”, dijo Jhony Domínguez, mientras sostenía con las manos lirio y raíces que recogió de la orilla de la laguna Mecoacán.

Es una importante zona de manglares.

ZONA MÁS AFECTADA: LAGUNA MECOACÁN Superficie: 17,380 ha. Abarca: Paraíso y Jalpa de Méndez Conserva: 150 especies de flora y fauna.

Jhony Domínguez muestra los lirios y raíces alcanzados por las manchas de crudo.

ESPERAN A AUTORIDADES

El jueves personal de protección ambiental y de la Secretaría de Salud acudió a inspeccionar las afectaciones y, según los pescado – res, recogieron muestras del daño.

Ahora se espera que lleguen inspectores de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, que es la dependencia federal responsable de atender las denuncias por daño ambiental ocasionado por actividades de industria petrolera.

Justo recurrir a esta instancia y a todas las dependencias de gobierno que están relacionadas con las actividades primarias es hoy día un calvario; no responden los escritos, no contestan el teléfono ni atienden las denuncias, acusó Gonzalo Ortiz León, presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de la Chontalpa.

EN EL ABANDONO

“No tenemos a quién recurrir pues en el momento en que los necesitamos nos dan la espalda, tendremos que hacerlo como antes, a la fuerza, porque la gente está exigiendo”, comentó.

De acuerdo con el líder cooperativista, la contaminación por hidrocarburo generó un grave impacto a los recursos naturales, de manera directa a los manglares donde crece el ostión, a granjas ostrícolas y repercutirá en toda la actividad pesquera.

“En la barra de Tupilco está bajando bastante chapo, tenemos ahí unas redes, en la cooperativa La Robadera y todas se nos han manchado de crudo”, denunció.

En ello estriba la preocupación de los cientos de cooperativistas y pescadores de la zona, porque vienen más nortes, ya se aproxima la Semana Santa, y con las aguas contaminadas el impacto será por igual, para las actividades primarias, pero también para las de recreación y turísticas.

JOSÉ RAÚL REYES
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia