Connect with us

Hola, que estas buscando?

Jesusita López leyó un documento donde asegura que ha impugnado todas las decisiones tomadas por su partido.

Tabasco

Arman gresca en Morena por candidaturas

Anuncian inconformes que impugnarán la lista final de abanderados en caso de que se concreten las imposiciones.

LEOBARDO PÉREZ MARÍN
GRUPO CANTÓN

Militantes de Morena, encabezados por Jesusita López Garcés, quien dice ser la dirigente estatal, denunciaron irregularidades en el proceso interno para designar a candidatos a diputados y alcaldes, lanzaron consignas, rompieron cristales de la puerta principal del edificio sede y golpearon al vigilante.

La manifestación inició en Plaza de Armas, donde los morenistas acusaron que han sido desplazados en los cargos públicos y en las candidaturas por priístas, y señalaron al dirigente estatal, Pedro Hernández Jiménez, de estar en este cargo de manera ilegal, anunciando que impugnarán la lista final de abanderados en caso de que se concreten las imposiciones.

Morenistas de varios municipios se plantaron frente a la sede del partido en el centro de Villahermosa.

Posteriormente los inconformes acudieron a la sede estatal de este partido y afuera, Jesusita López Garcés, leyó un documento donde asegura que ha impugnado todas las decisiones tomadas por quienes están al frente del partido, toda vez que su nombramiento fue ilegal y acusó al Tribunal Electoral de Tabasco (TET) de haberles dado la razón sin tener pruebas.

“Hay personas que pretenden usurpar y han usurpado funciones de nuestro partido que no les corresponde cuando la legalidad esta de mi lado, prueba de ello es que el día 26 de enero en rueda de prensa, dije que hemos sido violentados en nuestros derechos porque en el año 2018 muchos se subieron al carro de Morena y están de un puesto a otro y eso no lo vamos a permitir”, señaló.

Al final de su discurso, tomo la palabra el aspirante a candidato a presidente municipal de Macuspana, Antonio Márquez, quien acusó imposiciones y llamó a los inconformes a tomar la sede estatal, fue en ese momento cuando intentaron ingresar pero el vigilante les impidió el paso, empezaron los empujones y uno de los manifestantes pateo la puerta y quebró el cristal, mientras que otro golpeo a quien no les permitió el ingreso.

Pocos minutos después llegaron los elementos de la Policía Estatal, se calmaron y se fueron.

Intervino la policía para calmar los ánimos.

Te puede interesar

Advertisement