web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los colores del cuarto son muy importantes para la concentración.

Arma el espacio ideal para este regreso a clases con estos sencillos tips

Diferentes especialistas en el diseño del hogar han reunido cuatro tips que de ejecutarlos, permitirán diseñar el lugar y la atmósfera óptima para adaptarse fácilmente a las nuevas modalidades de estudio.

Las clases están por empezar. El regreso a clases es un hecho. Sin embargo, al tratarse de una forma poco convencional, quizás te surja la duda de cómo sería el espacio ideal para que tus hijos se concentren en sus sesiones y labores escolares frente al televisor.

Diferentes especialistas en el diseño del hogar han reunido cuatro tips que de ejecutarlos, permitirán diseñar el lugar y la atmósfera óptima para adaptarse fácilmente a las nuevas modalidades de estudio. Ve por lapíz y papel y apunta:

 

1. Elige un área específica

Es fundamental considerar un área poco transitada para evitar el ruido constante y distractores. La recomendación es que sea un lugar donde entre luz natural y que la señal del wifi sea lo suficientemente buena.

2. Añade color a las paredes

Una vez escogida la habitación, hay que pintarla con tonalidades que brinden la energía propicia para el aprendizaje. Puedes utilizar colores cálidos para espacios destinados a los niños pequeños, como amarillo o durazno. Para estudiantes de mayor edad, los especialistas recomiendan tonos fríos como los blancos y azules. Y hacer de este regreso a clases una experiencia agradable.

3. Convierte al mobiliario en un aliado

La comodidad del asiento es vital. Asegurate de que la silla sea cómoda y adecuada para la altura y tamaño del escritorio. En cuanto al escritorio o mesa de trabajo, es importante que proporcione libertad de movimiento. Puedes colocar repisas para mantener todo el orden. De manera adicional, puedes sumar un librero, cajas organizadoras o cubos para clasificar los útiles y los libros.

4. Verifica la iluminación y ventilación

Aunque no lo parezca, estos dos elementos juegan un papel muy importante, ya que de ellos dependerá la concentración. Como lo leíste, tu hijo podría perder la atención si el espacio es muy obscuro o no tiene buena ventilación. Para lograr una iluminación eficiente, incorpora una lámpara de escritorio o de piso, de preferencia de luz cálida. Revisa que el ángulo que no provoque reflejos en la computadora o televisor.

En cuanto a la ventilación, procura que exista al menos una ventana cercana. Si no hay esa posibilidad, valdría la pena incluir un purificador y ventilador de aire. Hoy en día existen opciones eficiente en diseño, tamaño y tecnología.