web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En el mercado Pino Suárez los comensales están casi encimados en un reducido pasillo. La falta de cubrebocas, la constante.

Aprietan a restaurantes; no a taquerías

Puestos de comida en calle y mercados son abarrotados sin sana distancia, se olvidaron de dar gel y de exigir uso de cubrebocas.

VILLAHERMOSA, TABASCO.- Mientras los restaurantes deben cumplir con protocolos estrictos de sanidad, los puestos ubicados en la vía pública y en los merca­dos de la capital tabasqueña van por la libre sin ser molestados, a pesar de que la mayoría incumple disposiciones sanitarias que de­terminó el Gobierno de Tabasco.

Puestos de tacos, tortas y otros alimentos lucen abarrotados. No hay sana distancia entre los ban­cos o mesas que ponen para sus clientes. Tampoco hay filtros donde se tome la temperatura a los comensales, ni se les obliga a usar gel antibacterial.

Lo anterior se puede consta­tar durante un recorrido hecho por Grupo Cantón en el Malecón Leadro Rovirosa Wade de la colo­nia Gaviotas Nortes. Hay vende­dores ambulantes que tienen co­locados cuatro sillas en una mesa.

Las familias llegan, se quitan el cubreboca para comer, lo ponen en la mesa o lo guardan en los bol­sillos de sus prendas.

Otro de los lugares donde se pude ver que los vendedores y clientes incumplen con las medi­das de prevención, es en el Tian­guis Campesino “Jesús Tarace­na”. Las personas no guardan la sana distancia, pasan chocan­do unas con otras cuando cami­nan sobre la banqueta. En ese si­tio también venden alimentos los ambulantes.