Conecta con nosotros
652 vistas -

Opinión

Apoyar la reforma electoral

Publicada

en

652 Visitas

En pocas horas, unos cuantos días, daremos la batalla final en la Cámara de Diputados Federal para apoyar una Reforma Electoral, que beneficie a los mexicanos en la construcción de la democracia como hábito diario. La Cuarta Transformación que enarbola Andrés Manuel López Obrador necesita que saquemos la cara y el pecho para defender la Reforma Electoral, ante la maldad y perversidad de los opositores que desean continuar con privilegios en los actuales órganos electorales, como el Instituto Nacional Electoral (INE), de Lorenzo Córdova y pandilla. La derecha mexicana que representan el PAN, PRI, MC y PRD se niegan a acatar lo que la mayoría de los mexicanos ha expresado de muy diversas maneras:

a) Elecciones más baratas, destinando aproximadamente 25 mil millones de pesos a la salud, educación, seguridad, calles y caminos pavimentados.

b) Creación del Instituto Nacional Electoral y de Consultas, que sustituya al INE, limpiando y acabando todas las porquerías que en la última década han fincado Lorenzo Córdova, Ciro Murayama y consejeros socios y cómplices, junto con una burocracia abusiva y corrupta.

c) Designación de Consejeros Electorales y Magistrados del Tribunal Federal Electoral, en urnas que permitan que los ciudadanos elijan, y no los partidos políticos.

d) Eliminar la simulación de las instancias locales que solo responden a intereses políticos o negocios de bandas que rayan en la delincuencia y que tiro por viaje son corregidas en el nivel federal.

e) Menos Senadores, Diputados Federales y Estatales y Regidores. Muchos no garantizan mejor desempeño y ha sido una cueva de vividores a costa del voto popular y del dinero público.

La Reforma Electoral constitucional de AMLO y que en Morena hemos coincidido plenamente y por eso la apoyamos abiertamente, será una prueba para todos sobre nuestro compromiso con el pueblo de México. Simple, estamos o no por la democracia, sin condiciones. Es momento de que lo enemigos de siempre, los conservadores, los panistas y aliados políticos y económicos, sean otra vez puestos en su triste papel de cínicos, hipócritas y apátridas. Unamos fuerzas populares para devolver al pueblo el poder del voto, pero que sea directo, sin exceso de dinero y menos público. Se trata de perfeccionar y construir las instituciones mexicanas.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia