web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los niños han tenido que acostumbrarse a un nuevo ritmo de vida por la pandemia.

Ansiedad y estrés en niños en tiempos de pandemia

Aunque no lo creas, los niños también se ven afectados por la crisis que se vive en el mundo.

La sociedad está atravesando por momentos complicados en todos los sentidos. La incertidumbre que se vive, ha hecho que todos vivamos en constante tensión, provocando repercusiones significativas en el hogar. Los niños, al igual que los adultos, han tenido que acostumbrarse a un nuevo ritmo de vida, al tiempo que deben seguir cumpliendo con sus obligaciones.

En entrevista con Nueva Mujer, Paulina Rodríguez Leis, Maestra en Psicología del Desarrollo por parte de la Universidad de Maastrich, habló sobre cómo la situación está afectando a los más pequeños así como las formas en las que los padres deben intervenir.

¿Cómo afecta la ansiedad y el estrés a los niños en estos tiempos?

“Para entender esto hay que pensar en cómo nos afecta como adultos. Estamos estresados, angustiados y desesperados; nuestra rutina ha cambiado y eso nos tiene desconcertados. En este sentido, los niños pasan por algo similar. Ya no están yendo a la escuela, tienen clases virtuales y no pueden jugar con sus compañeros. Es un cambio total en la dinámica donde los papás ahora también están fungiendo como educadores. Esto por supuesto genera estrés y los niños lo perciben de una u otra manera.”

¿Cómo reflejan los niños la ansiedad? ¿De qué manera los padres se dan cuenta de esto?

“Lo pueden representar de diferentes formas, ya sea que estén menos tolerantes a situaciones a las que antes lo eran. Pueden estar bien y de pronto empezar a llorar sin motivos aparentes o hacer todo un berrinche. Muchos ya no tienen el mismo nivel de concentración en sus clases o presentan alteraciones de sueño”

¿Se debe hablar con ellos de lo que está pasando en el mundo?

“Más que nada es importante que los papas sean siempre honestos con ellos. Creemos que los niños no se dan cuenta y eso no es cierto. Por eso es importante mantener una buena comunicación con ellos, aún cuando sea explicarles lo más básico para evitar angustias y malos entendidos con respecto a imágenes perturbadoras en la televisión o cosas que escuchan hablar alrededor”.

¿De qué manera se puede tratar una situación de estrés y ansiedad en niños?

“Los papás deben crear un espacio seguro para que los niños hablen y expresen sus emociones. Dependiendo de la edad pueden llevar a cabo diferentes cosas. Además de las horas de estudio, es importante designar un tiempo para hacer actividades en las que exploren su creatividad y sigan aprendiendo. La clave es tener una rutina y tratar de acoplarse a los horarios que tenían en la escuela con tiempos de descanso entre clases. También deben entender que papá y mamá tienen sus horarios de trabajo. Hay que cuidar el tiempo de uso de tecnología y motivarlos a la actividad física. El descanso adecuado y la nutrición correcta también son básicos.” “Esto es algo nuevo para todos pero hay que ser pacientes y poner un buen ejemplo respecto cómo afrontamos las situaciones adversas”.

¿Es recomendable recurrir a terapia cuando presentan estrés o ansiedad?

“Nunca está de más pedir ayuda de un profesional pero primero es importante revisar cómo son las rutinas en casa y si esto está afectando a los niños. No hay que olvidar que no sólo se necesitan cuidados en cuanto a alimentación y educación, sino también el ser escuchados y contar con un espacio en el que puedan expresarse. Si papá o mamá se sienten rebasados o la situación está interfiriendo en el interés de los niños por hacer ciertas cosas, entonces sí pueden considerar un terapeuta”

 

 

 

Con información de Nueva Mujer