Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Estas instalaciones ubicadas en el poblado Oxiacaque, están entre el agua.

Anegadas las baterías petroleras

Los pozos Terra se encuentran entre el agua, lo mismo otras instalaciones que se ubican en Jalpa y Cunduacán.

TABASCO.-  A pesar de que la Región Sur de Pemex Exploración y Pro­ducción (PEP), no ha dado a conocer el saldo en sus ins­talaciones y de la red de duc­tos, ante el elevado nivel de los ríos que atraviesan por la entidad, las baterías de algu­nos municipios con gran acti­vidad petrolera como Nacaju­ca, ya presentan anegaciones.

Esta demarcación se ha visto impactada por el des­bordamiento del río Sama­ria, que es alimentado con las aguas desfogadas desde la presa Peñitas y que mantie­nen bajo el agua a la mayor parte de su territorio, afec­tando a 34 mil 391 personas, de 49 comunidades.

 

DESBORDAMIENTOS

En un recorrido realizado por Grupo Cantón, se pudo apreciar que varios ductos y parte de la batería de Pozo Terra 101, se encuentran bajo el agua, debido al desborda­miento de uno de los brazos del río Samaria.

Para ingresar a este pozo se deben recorrer al menos 8 kilómetros desde la carretera principal, trayecto en el que se han registrado al menos cinco vados, con profundida­des que van de los 30 hasta los 50 centímetros y aunque la operación del pozo no se ha interrumpido, sólo se puede ingresar a él a través de vehí­culos pesados.

A decir de Rubicel López García, delegado municipal del poblado Oxiacaque, la misma situación enfrentan los pozos Terra 123, 146,147 y 148 en esta zona, pero entre Nacajuca, Villahermosa, Jal­pa de Méndez y Cunduacán, son más de 30 pozos e insta­laciones en general que per­manecen rodeadas de agua.

 

ES PELIGROSO

“Para poder acceder a los po­zos para trabajar, pues tene­mos que pasar en vehículos altos, hay vados y están un poco profundos, además es peligroso entrar en vehícu­lo compacto pues puede ser arrastrado por la corriente de agua”, dijo Armando Gil, un trabajador petrolero.

Cabe señalar que de acuer­do al Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IEPCT), los municipios más afectados por las inundacio­nes, son Centro, Nacajuca, Jalpa de Méndez, Cunduacán y Macuspana y que son preci­samente los de mayor activi­dad petrolera.

 

 

Un poblador cuida su hato que encerró en el patio de su casa.

 ‘Hemos perdido tanto cultivos como ganado’

HABITANTES DE OXIACAQUE

Más de 7 mil 500 hectáreas dedi­cadas a la ganadería y la agricul­tura y más de mil 200 pequeños productores de las comunidades chontales de Nacajuca, se fue­ron a pique por desbordamiento del río Samaria, por lo que piden apoyo con programas emergen­tes de alimentación y aves de traspatio.

A decir de Rubicel López Gar­cía, delegado municipal del po­blado Oxiacaque, esta no es la primera vez que pierden sus cul­tivos y que sus reses se ponen en riesgo por el desbordamiento del río Samaria a causa de la turbina­ción excesiva de la presa Peñitas, pues en 2007, 2010 y 2011, tam­bién los inundaron sin que nadie respondiera por los daños.

En un recorrido realizado por Oxiacaque, se pudo observar al ganado entre el agua, otros a la orilla de la carretera, mientras que los plantíos de maíz, fríjol, plátano, yuca, chile, naranja agria y dulce, se encuentran completa­mente inundadas, por lo que las pérdidas son incalculables.