Conecta con nosotros
62 vistas -

MINUTOS POLICIACOS

Amo a mis perros

Publicada

en

JOSÉ MANUEL AGUILAR B.
41 Visitas

Cuando Gerardo de 55 años conocio a Luisa de 40 años, se enamoraron en un abrir y cerrar de ojos, ella tenía dos chamacos de otro mal hombre y aceptó nuevo amante pensando mejorar, pero le salió el tiro por la culata. Tras varias noches de placer ilimitado, quedo encinta, mmmm que alegria…!

UNA BEBESITA NACIÓ

La picuda cigueña trajo paquetito rosado, la felicidad fue total, como regalito dio a la nena hermoso cachorro Chihuahueño que creció con ella. Pero una noche la traviesa perrita brincó la cerca, se fue de parranda y que la prende un perro clandestino y sopas, que la preña. Nacieron cuatro, hermosos cachorros.

NI PICHA NI CACHA

Han pasado los años, ya celebraron XV de Luisita, las relaciones se enfriaron, debido a la diebetes Gerardo ya ni picha, ni cacha, por eso lo enviaron al carajo. Ayer ante el fiscal la mujer exige mantenga a su hija, pero alega que no tiene dinero debido a que ahora tiene 12 perros, tres gatos, dos conejos, 5 gallinas.

TRONCO DE PADRE

“Mi padre es un malvado quiere mas a sus animales que a mí, quiero lo consignen lo manden al reclusorio por mal padre, yo quiero estudiar, a veces quiero envenenar a tantos animales, comerme las gallinas y el conejo”, dijo la desilusionada joven, en tanto Gerardo clama devuelvan sus animales. ¿Usted que haría…?

INEPTOS EN REGISTRO CIVIL

Campesino de Tenosique acudió a Oficialia del Registro Civil ubicado en la colonia López Mateos de Villahermosa, luego de rogar por fin lo atendio joven empleada que luego de ver el acta de matrimonio, dijo que no tenía año, mes y tampoco donde la habían expedido. Pero, resultó que la empleada no ve bien tampoco sabe leer.

OJO JORGE SUÁREZ

Mientras usted hace trabajo colateral en bien del pueblo, el jefe de Reglamentos y Policía Municipal solapan cabaret clandestino de ‘El Yuca’ en la calle 25, entre 22 y 18 a 25 metros del parque infantil y 50 de oficina de ONU en casa de Saraí Maldonado. Intervenga por favor.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia