Conecta con nosotros
208 vistas -

PERIODISMO SUBJETIVO

AMLO sigue jugando con la oposición

Publicada

en

Desde el primer día de como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha prácticamente jugado con la oposición: los ha exhibido, ha hecho que hagan lo que él quiere que hagan y les ha marcado en todo momento la agenda. Sí, en este sexenio, la oposición ha sido un cero a la izquierda.

Los partidos políticos que componen la hoy oposición, al ver la fuerza de la figura de Andrés Manuel y al observarse ellos tan en la lona, decidieron unirse en lugar de plantear un proyecto de nación o establecer propuestas que contrastaran o modificaran las del presidente.

Sí, la alianza Va por México, que fue impulsada por Claudio X González y por Gustavo de Hoyos (cuando éste era presidente de la Coparmex), más que responder a una estrategia electoral y política bien planteada, respondió a la desesperación y la histeria.

Electoralmente, la alianza tuvo pequeños triunfos en la Ciudad de México, pero fueron más que nada por problemas internos en Morena que realmente porque la oposición creciera y se consolidara en uno de los bastiones de la izquierda en el país.

Hoy, esa alianza, que era completamente antinatura, está desmoronándose: cayéndose en pedacitos.

Pero no es que la alianza y la propia oposición se tambaleen y pierdan la oportunidad de competir electoralmente, es que Andrés Manuel López Obrador, de forma precisa, ha logrado, desde lo mediático y lo político, humillar a la oposición.

Sin duda, la figura de AMLO es muy fuerte, y su experiencia política es evidente. Y la oposición, desprestigiada, inoperante y sin ideología, sólo sirve de trapo al presidente.

Lo raro es que esos opositores, a cuatro años del inicio del sexenio, no se hayan dado cuenta aún de la tanta humillación que sufren, ni de su papel de “juguetes”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia