web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

AMLO: muy especial con el dinero

Como presidente, AMLO se ha revelado como una persona sumamente especial con el dinero. No solo el presidente es un convencido austero, sello que ha imprimido en todo el gobierno, sino además no permite que ninguna empresa deje de pagar impuestos. Para nadie es secreto que AMLO es amigo del dueño de Interjet, Miguel Alemán. Muchos pensaban que esta amistad le iba a granjear a esta empresa que el SAT se hiciera rosca con viejos empréstitos. Sin embargo, sucedió todo lo contrario: el SAT le embargó cuentas a sus dueños, propiedades y ahora, aunque esté al borde de la quiebra, el gobierno le está requiriendo el pago completo de créditos fiscales desde 2013, que ascienden a casi 4 mil mdp.

Otro amigo suyo, que estuvo en el ojo de huracán, fue Ricardo Salinas quien le había ordenado a Javier Alatorre disparar contra López-Gatell. Aunque realmente AMLO no le importó mucho y lo “perdonó” casi de inmediato, aún así le mandó al SAT a cobrarle los 30 mil mdp que debía de viejos empréstitos. Como Salinas Pliego se negó y amenazó al gobierno con ampararse hasta el año 3000, AMLO le mandó al halcón de Santiago Nieto para que destapara la cloaca entre Salinas Pliego y Lozoya.

Así, caen en oídos sordos todas estas iniciativas de los millonarios y órganos empresariales como la Coparmex que exigen que AMLO les condone impuestos para superar la emergencia del COVID. Eso nomás no va a suceder. A lo mucho, a personas físicas les está permitiendo diferir dos meses la presentación de la declaración anual, pero nada más. AMLO, que escribió un libro del Fobaproa, tiene clarísimo cómo los millonarios rescates desfalcaron al erario. Ahora busca compensarlo cobrándoles y con intereses los impuestos que deben. Esto lo entendió rápidamente Slim, que pagó de inmediato viejos impuestos. Otros, como Salinas Pliego, lo entenderán a la mala.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Advertisement