Conecta con nosotros

Astillero

AMLO, al combate

Avatar

Publicada

en

6853 Visitas

 

  • Creciente poder político ● Exigencia de resultados ● Clave, esperanza social

Con la vista puesta en el segundo y último tramo de su gestión presidencial, cuando las tensiones y presiones se agudizarán, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un discurso en el Zócalo capitalino que pareció montarlo nuevamente en el caballo de batalla: mandó al carajo la interpretación pripanista de que el beneficio económico a las élites termina por beneficiar a la parte baja de la pirámide socioeconómica, planteó que en su visión y hechuras no debe haber zigzagueos ni desdibujamiento y reiteró la confianza en las bondades del ejercicio de revocación de mandato, al que invitó a participar.

Fue, como era previsto, una concentración masiva de apoyo al presidente de la República en su tercer año de haber llegado a Palacio Nacional. El talante de los asistentes fue festivo y en varias ocasiones brindaron aplausos a pasajes del discurso andresino. El escenario estuvo ocupado por la figura central, el Presidente, su esposa y el gabinete.

Pero también estuvo el fantasma del futurismo que no tuvo manera de manifestarse con alguna expresión indicativa de preferencia hacia alguna de las dos piezas principales de la contienda, el canciller Ebrard y la gobernadora Sheinbaum, mientras el secretario de Gobernación se mantenía en la formalidad de su encargo y, en todo caso, la novedad sería la ausencia del precandidato oficiosamente no deseado, Ricardo Monreal, concentrado en tareas senatoriales imperiosas que le impidieron ir a la Plaza de la Constitución o calculadamente ausente para evitar eventuales contratiempos entre la briosa concurrencia.

La relatoría descansó, en lo general, en los logros de los que el tabasqueño ha dado detallada cuenta cotidiana en sus conferencias de prensa, además de anuncios novedosos en cuanto a mayores apoyos económicos asistenciales y el acuerdo tripartita para elevar notablemente el salario mínimo en los planos fronterizo y nacional.

Conforme avanza el reloj político sexenal se van produciendo actos de la delincuencia organizada que no solo son más osados sino, sobre todo, provocadores y socialmente más preocupantes, por encima de los niveles de violencia a los que, por desgracia, autoridades, sociedad y medios parecen irse acostumbrando.

En la madrugada de este miércoles un comando armado liberó a nueve presos de un penal de Tula, Hidalgo; entre ellos, según la información preliminar, el jefe de una banda conocida como Pueblos Unidos, en una zona de amplia actividad de robo de combustible (el llamado huachicol), narcomenudeo y delitos conexos. La operación implicó el uso de autos-bomba y el ingreso directo al centro penitenciario, según los reportes iniciales.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha determinado (siendo la última instancia decisoria) los términos en que habrá de desarrollarse y vigilarse el levantamiento de firmas de apoyo al ejercicio de revocación de mandato presidencial y otros puntos relacionados con tal hecho que, en caso de conseguirse el número suficiente de firmas y que están sean validadas, se realizaría el 10 de abril del año próximo. La redacción de la pregunta deberá ser precisada por la Corte, en función de su constitucionalidad.

Llama la atención que el tribunal electoral impusiera, conforma sus obligaciones legales, según se señaló, la revisión aleatoria de la recolección domiciliaria de firmas, a efecto de evitar que haya irregularidades. Se haría de una forma muestral, casa por casa, para verificar que la mencionada firma fue expresada de manera libre y consciente. También se ordenó al Instituto Nacional Electoral que verifique si Morena usó fondos públicos para promover tal ejercicio, en la versión de “ratificación”. ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com 

Astillero

Baraja diplomática grupal

Julio Astillero

Publicada

en

6457 Visitas

 

  • Exgobernadores PRI en pago ● Segmento específico 4T ● Otros, equipo de Ebrard

De dieciséis propuestas de nombramientos diplomáticos que ayer anunció la Secretaría de Relaciones Exteriores, dos tienen abierto tufo a pago de favores electorales (Claudia Pavlovich y Carlos Miguel Aysa), seis corresponden a personajes de abierta relación con la llamada Cuarta Transformación (Laura Esquivel, Pedro Salmerón, Leopoldo de Gyves, Guillermo Zamora, Eduardo Villegas y Alfonso Suárez del Real), cinco forman o han formado parte del equipo operativo de Marcelo Ebrard Casaubon (Amparo Anguiano, Pablo Monroy Conesa, Marcos Moreno, Victoria Romero, y Carolina Zaragoza) y tres son embajadores en funciones que pasarían a nuevas sedes (Bruno Figueroa, Norma Pensado y Carlos Peñafiel).

Las invitaciones más discordantes corresponden a Claudia Pavlovich (consulado en Barcelona) y Carlos Miguel Aysa González (embajada en República Dominicana), quienes acaban de dejar las gubernaturas de Sonora y Campeche, respectivamente, bajo constantes acusaciones de haber negociado cargos a futuro a cambio de dinamitar las opciones de relevo desde su propio partido, el Revolucionario Institucional (PRI) en ambos casos, y de otras organizaciones, para dar vía libre a los abanderados morenistas, Alfonso Durazo en la primera entidad mencionada y Layda Sansores, en la segunda.

En particular, este par de propuestas suma agresiones a la esperanza de que no se utilizarían más las embajadas y consulados para cubrir adeudos políticos y que no se enviaría ahí a personas con cartas de presentación nulas, si no es que adversas.

Nada sustenta o justifica esos nombramientos, más que el uso maniobrero de los respectivos poderes estatales contra Ernesto Gándara, apodado el Borrego, aspirante de Va por México en la entidad norteña y, en la sureña,  contra Christian Castro Bello, priista y sobrino del líder nacional tricolor, Alejandro Moreno (quien ayer amenazó de nuevo con expulsar de su agrupación a quienes acepten cargos de la 4T sin pedir permiso al partido) y, además, contra Eliseo Fernández Montúfar, del Movimiento Ciudadano, quien quedó a casi seis mil votos de Sansores.

En cuanto a los personajes cercanos a la autodenominada Cuarta Transformación hay perfiles con adecuada presencia cultural, como Esquivel, autora de novelas memorables, a quien seguramente recibirán con beneplácito como embajadora en Brasil, y Suárez del Real (enlace de México en Estrasburgo), quien ha ocupado cargos administrativos relacionados con la cultura.

Además, activistas como De Gyves (fundador de la Coalición Obrero, Campesina, Estudiantil del Istmo, COCEI, a la embajada en Venezuela), el historiador Salmerón (a la embajada en Panamá, a quien su nueva colocación en el escaparate provocó el inmediato reavivamiento de acusaciones de mujeres en su contra). Villegas (embajada de primer nivel, en la Federación de Rusia), por su parte, ha sido coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, cuyo consejo asesor preside Beatriz Gutiérrez Müller. Y Guillermo Zamora (embajada en Nicaragua), periodista de larga trayectoria, siempre definido a favor de causas progresistas.

Las propuestas correspondientes al equipo operativo del canciller, con independencia de su pertenencia o no al Servicio Exterior Mexicano, muestran un sentido de identidad política que agrega puntos rumbo a 2024. Ha de mencionarse que las propuestas no cuentan aún con el beneplácito de los países de adscripción: “ya se han presentado las solicitudes”, señaló el boletín de prensa correspondiente.

Lo usual es que los nombramientos se anuncien cuando ya se tiene el beneplácito de esos países de adscripción. Recuérdese que Quirino Ordaz, otro priista sumamente amable en elecciones ganadas por Morena, estas en Sinaloa, no ha recibido el beneplácito de España, en una morosidad que pareciera mostrar incomodidad con el perfil del embajador propuesto y los modos de darlo a conocer. ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com

Continuar leyendo

Astillero

Usar un bebé por fin de semana

Julio Astillero

Publicada

en

10607 Visitas

MyS: frivolidad y propaganda ● Investigar “préstamo” en NL ● Cien años de Luis Echeverría

Llegados al poder en Nuevo León gracias a la combinación de intereses político-empresariales y una utilización intensiva de ligerezas en las redes sociales, la influenciadora Mariana Rodríguez Cantú y el emecista Samuel García Sepúlveda (quienes constituyen una pareja gobernante, evocatoria de la dupla Fox-Sahagún) generaron más polémica al llevarse de fin de semana a casa a un pequeño que está bajo cuidado del sistema de Desarrollo Integral de la Familia en esa entidad.

Lo que, en dado caso, debería haberse manejado con la discreción y el tacto suficientes para no violentar disposiciones legales en cuanto a protección de la persona y la imagen de un menor de edad en situación delicada, fue convertido en un acto más de propaganda política, con una amplia difusión de gráficas en las que se ve al pequeño como parte de la construcción de una narrativa “buena onda”, de historias familiares electoral y políticamente telenoveleras, una suerte de cosificación por un par de días: usar y devolver.

Los excesos de mercadotecnia política han tenido en semanas recientes episodios como el corte de cabello de la mencionada Mariana para solidarizarse con un niño con leucemia y donar la eventual venta capilar a pequeños con cáncer (aunque sabido es que el cabello teñido no suele ser aceptado por los compradores). Antes había aparecido con vestimenta de Cenicienta en un salón del palacio neoleonés de gobierno. Hace días apareció en plan de asueto, con su esposo: “Después de 3 años queriendo pescar el marlin lo logramos!!!! Último día de vacaciones y cerrando con todo”, escribió en redes.

Rodríguez está en abierta campaña de promoción personal y conyugal. Preside una organización cuyo nombre tiene clara dedicatoria personal: “Amar a Nuevo León”, desde la cual ejerce facultades que van más allá de las tradicionales del Sistema DIF, en una forma de cogobierno que le cede a ella las electoralmente redituables acciones asistenciales. En redes sociodigitales se promueve la idea de que Samuel puede ser candidato presidencial pero, sobre todo, que Mariana podría ser una abanderada “ciudadana”.

Cierto es que Nuevo León tuvo como gobernador a un simulador e ineficaz, Jaime Rodríguez Calderón, autodenominado El Bronco, quien también engatuzó electores mediante el uso intensivo y mendaz de las redes sociales, postulándose como “independiente” cuando su matriz política sigue siendo el priismo más tradicional.

Ahora, Mariana y Samuel forman parte del proyecto del partido Movimiento Ciudadano, junto con el presidente municipal de Monterrey, Luis Donaldo Colosio (ellos, más el también abogado y ahora diputado federal Agustín Basave, hijo del político y académico del mismo nombre, quien fue presidente no afiliado del PRD, forman un grupo de jóvenes políticos regiomontanos que han apuntalado al MC en aquella región). La relevancia de este grupo ha ido opacando las aspiraciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Hoy ha de cumplir cien años de edad Luis Echeverría Álvarez, quien fue presidente de México de 1970 a 1976. Silencioso y disciplinado miembro ascendente de la burocracia federal, fue secretario de Gobernación con Gustavo Díaz Ordaz y siempre se le ha considerado corresponsable de los hechos del Dos de Octubre. En cuanto fue candidato presidencial, y a lo largo de su sexenio, se transformó en un demagogo de activismo desbordado, con retórica de izquierda institucional y mano dura y engaños en la realidad, como se vio el Diez de Junio con los Halcones agrediendo a estudiantes y durante la guerra sucia contra guerrilleros y líderes sociales.

Echeverría tiene un saldo histórico negativo: represor de la libertad de expresión (caso Excélsior), despilfarrador del dinero público, políticamente enloquecido en un torbellino que no logró cambiar nada importante, aspirante a líder de un movimiento del Tercer Mundo, finalmente relegado a sobrevivir físicamente. ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com

Continuar leyendo

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia