Conecta con nosotros

Astillero

AMLO: acelerar para asentar

Avatar

Publicada

en

 

  • Ya todo es batalla electoral ● Planta de Amoniaco en Ahome ● “Consulta popular” bajo presión

Ya instalado en la parte segunda y final de su mandato presidencial, Andrés Manuel López Obrador ha acelerado el proceso de confrontación con una parte de los poderes, tanto institucionales como fácticos, que parecen impacientes por verlo salir de Palacio Nacional (aunque, calculadores, no apuestan por la revocación de mandato sino por una guerra de desgaste hasta el final del sexenio).

López Obrador está utilizando cartas muy vistas en otras etapas de su trayecto político: acelerar, provocar, presionar y luego ir negociando o bajando la intensidad para quedar con la mayor parte posible de la materia en litigio. Este uno de diciembre, al cumplirse tres años de su llegada formal al poder (luego de cinco meses de ejercicio de poder informal a título de presidente electo, con Enrique Peña Nieto como cedente gustoso del escenario y el timón), el tabasqueño tendrá una manifestación más de apoyo popular masivo. Es decir, una demostración de fuerza política hasta ahora no utilizada por razones pandémicas pero, también, tácticas.

El presidente de México con mayor respaldo ciudadano continuo en la historia postrevolucionaria, sumamente hábil en el manejo de los hilos políticos, está defendiendo la viabilidad de sus proyectos constructivos estratégicos (mediante un polémico Acuerdo que el autor de estas líneas considera inconstitucional e incluso riesgoso para ls 4T ante la reacción que puede provocar sobre todo en sectores medios de la población) y está cediendo poder y negocios a los militares como una fórmula de extremo pragmatismo para conjurar tentaciones golpistas e incluso para agregarse influencia transexenal clave.

Pero, con su discurso encendido contra adversarios reales o magnificados, con su reyerta constante contra el INE que le podría ser obstructor y el Poder Judicial Federal al que mientras tanto va copando, con las batallas expansivas en el Banco de México, las gubernaturas estatales e incluso el escenario internacional, López Obrador está peleando sustancialmente por la conservación del poder para su proyecto político, sabedor de que una derrota en 2024 significaría el retorno de grupos de poder vengativos respecto a lo hecho por el obradorismo e incluso en términos personales y familiares.

Hoy, ya, todo es electoral. AMLO satura el espacio político para que no se desarrollen las opciones contrarias. Señala a adversarios y busca desacreditarlos al máximo. Cierra filas y castiga disidencias internas, reales o supuestas, y deslealtades. Sí, es mucho el ruido, pero es electoral. Tempranero, pero ya imparable.

En otro tema: con toda la fuerza del gobierno estatal (a cargo del morenista Rubén Rocha Moya) y de los empresarios involucrados en el negocio, se tiene programada para este fin de semana una “consulta popular” para decidir si se instala una muy impugnada planta de amoniaco en el puerto de Topolobampo, municipio de Ahome, Sinaloa.

Esa planta ha sido impulsada por personajes como el excandidato presidencial y gobernador de esa entidad, a nombre del partido tricolor, Francisco Labastida Ochoa, a través de su firma Consultores en Desarrollo, Economía y Finanzas (https://bit. ly/30ZobrV ). La empresa, Gas y Petroquímica de Occidente Planta de Fertilizantes desarrolla ahí “un proyecto para producir 2200 TM/Día de amoniaco anhidro, insumo base en la producción de fertilizantes” ( https:// bit.ly/3r8HMki ).

La oposición a ese proyecto se ha topado con la fuerza económica y política de élites estatales asociadas a capitales extranjeros. Uno de los principales activistas en contra de la instalación de la planta, Ulises Pinzón Vázquez, decidió salir de esa zona bajo amenazas de muerte que denunció ante la vicefiscalía de justicia de la entidad, zona norte, la cual abrió la carpeta de investigación 4817/2021 que señala como responsable de esos amagos al presidente municipal de Ahome, Gerardo Vargas Landeros, quien fue secretario general de gobierno en el sexenio de Mario López Valdez, Malova, y ahora es morenista (https://bit.ly/3cJRJw3 ). ¡Hasta mañana!

tabascohoy.com

Astillero

En Topolobampo, la planta de la muerte

Avatar

Publicada

en

  • Amoniaco en bahía y humedales
  • “Consulta” tramposa y bajo presión
  • “No vinculante, sí determinante”

 

El subsecretario federal de Gobernación Rabindranath Salazar, el gobernador de Sinaloa Rubén Rocha Moya y el presidente municipal de Ahome, Gerardo Vargas Landeros (llegados al poder los tres con la bandera de Morena), empujaron abierta y sincronizadamente para simular ayer un “Ejercicio Participativo” de dados cargados (al que en términos mediáticos se ha mencionado como “consulta popular”) con el que se pretende validar la instalación de una planta de amoniaco (con inversión programada de cinco mil millones de dólares en diez años) para posterior fabricación de fertilizantes, en la bahía de Ohuira.

En el sistema lagunario Santa María-Topolobampo-Ohuira está el noveno de los 28 humedales prioritarios del país, identificado por Ducks Unlimited de México (https://bit.ly/3FYsQcj). Es una área ecológicamente delicada, en la que hay humedales reconocidos como sitio Ramsar, nombre este de la ciudad iraní en la que en 1971 se firmó la Convención sobre los Humedales, un “tratado intergubernamental que ofrece el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos” (https://bit.ly/3FSdgiA) , firmado por México para su cumplimiento.

La pretensión de instalar esa planta de amoniaco (a la que han llamado “la planta de la muerte”) generó de inmediato una sostenida oposición, bajo el lema “Aquí no”. Ayer hubo un bloqueo temporal de la carretera Los Mochis-Topolobampo, en protesta por la amañada “consulta popular” que en realidad no es vinculante (es decir, no obliga a ninguna autoridad a acatar sus resultados), no tuvo participación vigilante de los opositores, usó solamente pegotes verdes en la ropa para “identificar” a votantes que podían volver a votar en otra  mesa receptora con quitarse tal identificación, y que entraña una lamentable y peligrosa manipulación, por cuanto pudiera ser indicativa de afinadas maniobras similares a futuro, desde los tres niveles de gobierno.

El gobierno federal, según reportó el respetado semanario RíoDoce, días antes de la “votación” distribuyó volantes para promover las bondades de la planta de amoniaco, sin mencionar las argumentaciones en contra (https://bit.ly/3I0jPS6). Se señaló en esos documentos que estos “ejercicios participativos” permitieron tomar decisiones en los casos del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, el Tren Maya y una planta cervecera en Mexicali.

El gobernador Rocha Moya también emitió previamente frases impulsoras del “sí” de aprobación al proyecto. Y no se diga el presidente municipal Vargas Landeros, quien fue el primero en impulsar ese proyecto (de capital alemán, Grupo Proman, y suizo) cuando era secretario general de gobierno con Mario López Valdez (Malova) como gobernador (“uno de los gobiernos más corruptos —y más comprometidos con el narco— de la historia de Sinaloa”, escribió en una columna Ismael Bojórquez, director de RíoDoce).

El subsecretario federal de gobernación, Rabindranath Salazar, estuvo encargado del proceso. También hubo representación de la Semarnat. Salazar dijo anoche en rueda de prensa que el ejercicio participativo “no es vinculante, pero sí es determinante”, pues el presidente de la República decidió asumir lo que “la gente” determine en este mencionado “ejercicio”.

El empeño en manipular ese “ejercicio” pretende “legitimar” la decisión de que se instale la planta, a cargo de Gas y Petroquímica de Occidente (GPO) a pesar del acarreo de votantes, una pregunta sesgada, las acusaciones de pagos por sufragio depositado (entre 150 y 500 pesos), la inexistencia de vigilancia opositora del proceso y el conteo y, sobre todo, de la persistencia de recursos de amparo presentados y de una oposición ciudadana que se mantiene activa.

Y, mientras la detención de Julio César Serna amaga judicialmente a Miguel Ángel Mancera, durante cuya administración capitalina los hermanos Serna, el ahora apresado, y Luis Ernesto, ocuparon cargos importantes y siempre fueron mencionados como cómplices de la corrupción de ese periodo, ¡hasta mañana!

Continuar leyendo

Astillero

Sierra de San Miguelito: entrampar al presidente

Avatar

Publicada

en

 

  • Incumplir sobre 1,805 hectáreas ● Un amparo como coartada ● Los Guardianes, “responsables”

arlos Covarrubias, miembro de los Guardianes de la Sierra de San Miguelito de San Luis Potosí, asegura que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a cargo de María Luisa Albores González, pretende imponer un artículo transitorio en la resolución sobre el Área Natural Protegida de esa Sierra, para dejar en propicia indefinición jurídica las 1,805 hectáreas que poderosos desarrolladores inmobiliarios pretenden aprovechar y que el presidente de la República aseguró en julio, en conferencia mañanera de prensa, que no serían utilizadas para fines empresariales.

La maniobra parece kafkiana: los comuneros, en defensa de sus tierras, presentaron una solicitud de amparo de la justicia federal ante el resolutivo de César Sánchez Ibarra, director de Conservación para el Desarrollo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), quien, mediante el oficio DGCD/250/2021, había declarado “procedente” que las 1805 hectáreas no fueran protegidas.

Ese amparo (contra los intereses del empresario Carlos López Medina, quien tiene todo listo para vender lotes de lujo de “Las Cañadas”) ahora es utilizado por la propia Semarnat para alegar que si no es retirado no se podrán proteger las mencionadas hectáreas.

Covarrubias asegura que Guadalupe Espinoza Sauceda, coordinador de asuntos jurídicos de la Semarnat, lo citó hace dos semanas en la Ciudad de México y le advirtió que, si no se desistían del amparo, los propios comuneros serían responsabilizados de que no se protegieran esas tierras. Se le planteó al funcionario que el amparo sería retirado si la Semarnat anulaba formalmente lo que lo motivó, el oficio de Sánchez Ibarra. A la hora de cerrar esta columna no había avance en este planteamiento, aunque sí díalogo.

El proyecto que se ha comenzado a enviar a seleccionadas autoridades comunales y ejidales de la Sierra de San Miguelito, según reportan los Guardianes, dice en su artículo quinto transitorio: “Queda excluida de la aplicación del presente Decreto de Área Natural Protegida con la categoría de Área de Protección de Flora y Fauna, la superficie de 1805-48- 42 hectáreas de tierras de uso común de la comunidad de San Juan de Guadalupe y sus anexos Tierra Blanca y San Miguelito, a que se refiere la suspensión de plano concedida en los autos del juicio 675/2021-I radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito en el Estado de San Luis Potosí”.

Es decir, se vuelve al planteamiento original, expresado por Sánchez Ibarra, de Conanp: excluir de la protección ambiental las 1805 hectáreas donde poderosos empresarios pretenden construir Las Cañadas. Nomás que ahora Semarnat pretende culpar a los comuneros de defender sus tierras mediante un amparo. Y da tiempo a que los empresarios alarguen juicios y esperen mejores tiempos políticos.

Señaló Covarrubias que hay “una trampa al Presidente”, detrás de la cual se encuentran “engendros” en Palacio Nacional que han hecho un “operativo jurídico y político con los grupos de poder fáctico”. Citó versiones de que en esta trama están metidos los hijos de Marcelo De los Santos, exgobernador panista de San Luis Potosí, y de Julio Scherer Ibarra, exconsejero jurídico de la Presidencia, pues “sólo gente con ese poder puede redactar un decreto a modo de los grupos de poder” (nota, https:// bit.ly/3nPQemj y video https://bit. ly/3CRhZPK ).

A finales de julio de este año, en la Mañanera, hubo este diálogo: Presidente, en concreto, si la asamblea ejidal de San Juan de Guadalupe decide que ahí se construya lo que ellos digan en mil 805 hectáreas, ¿usted lo impedirá? –”No, no se va a poder afectar”. ¿Lo puede decidir la asamblea ejidal? –”Lo puede decidir, pero hay un interés superior que tiene que ver con el interés de la Nación, con el interés público (…) Si el Presidente de México fuese un tecnócrata, un títere, un pelele impuesto por grupos de intereses creados, sería otra cosa. Te aviso que ya no es eso lo que sucede en el país”. ¡Hasta el próximo lunes!

tabascohoy.com

Continuar leyendo

#AVueloDePájaro

Tendencia