Conecta con nosotros
643 vistas -

La Sierra

Amenaza explosión en Belén

Habitantes advierten que la presión de los pozos taponados podría causar un accidente.

Publicada

en

MACUSPANA. El miedo ha aumentado entre habitantes de la colonia Belén debido a las fugas de aceite y crudo en los pozos que se encuentran taponados y que pertenecen al campo Fortuna Nacional de Pemex.

Ante ello demandan la pronta atención pues en los últimos meses se han registrado temblores de tierra en las viejas ‘peras’, lo que muestra el descuido por parte de los responsables de Pemex y que ponen en peligro a mil 400 familias.

Para Ramón Olán Angles, quien tiene como florero en el frente de su casa uno de los pozos con fuga constante, la situación es temor permanente, debido a que sienten las vibraciones ocasionadas por la presión en la estructura que tapona el pozo, que al paso de los años ha ido cediendo al grado de mantener un constante goteo de crudo en las válvulas.

Además, señaló que esas vibraciones han ocasionado daños, como bretaduras de las casas de concreto de la colonia.

“Aquí tengo que mantener limpio el lugar, nadie de la empresa petrolera acude a realizar mantenimiento”, acusa.

El pozo, es uno de los que integran el Campo Fortuna Nacional, en donde hace cinco años se dio a conocer que la empresa Pegaso era la encargada de la exploración y activación de los sitios.

INSTALACIONES ABANDONADAS

Sin embargo el abandono es la única respuesta que han visto los habitantes de la zona minada por los pozos petroleros taponados.

“Cuando llegaron a perforar, solo habían 5 habitantes en la zona, ahora el peligro es mayor, debido a que el crecimiento poblacional se ha extendido y casi todo lo que es Fortuna Nacional, se encuentra poblado y decenas de familias vivimos a escasos metros de las instalaciones, que en cualquier momento puede hacer explosión pues mantienen fugas visibles”, agregó Olán Angles.

El vecino del principal pozo peligroso localizado a escasos metros del parque de la popular colonia, señala que nadie ha podido obtener agua potable, pues el subsuelo se encuentra totalmente contaminado y lo que surge de los pozos someros y artesianos es agua de lodo podrido y apestoso, que proviene de las profundidades afectadas por el aceite y residuos extraños.

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia