Conecta con nosotros
537 vistas -

Tabasco

Amenaza Covadonga a 70 mil en Centro

Doce fraccionamientos y seis colonias resultarían afectadas con el desbordamiento del cuerpo de agua.

Publicada

en

63 Visitas

TABASCO. Amenazante permanece la Laguna Covadonga; 70 mil habitantes de aquella zona del municipio de Centro se encuentran en alerta por el riesgo en que se convierte este cuerpo lagunar, y es que sus aguas que siempre van en busca de su cauce natural, se encuentran a solo unos pasos de los patios de los vecinos de la colonia Miguel Hidalgo, tercera sección, donde se encuentra el mayor asentamiento de agua de este cuerpo lagunar.

En total seis colonias y una decena de fraccionamientos de interés social y hasta residenciales podrían resultar afectadas en caso que las lluvias continúen sobre la planicie tabasqueña.

SIGUEN RELLENANDO

A pesar que en 2007 fue una de las zonas más afectadas, no fue suficiente para parar los rellenos de este cuerpo de agua; en los últimos 15 años se han creado nuevos fraccionamientos como ‘La Pedrera’ y ‘La Moraleja’, que han ido rellenado el espacio que le pertenecía al cuerpo acuífero, que ahora luce como una mancha gris entre los pocos espacios verdes que aún se resguardan.

Los vecinos de colonias como la Carlos A. Madrazo, Estrellas de Buenavista, Río Viejo, Fraccionamiento Santa Elena y del Fraccionamiento Bonampak, afirman que la preocupación ha regresado, pues fue por el escurrimiento de La Covadonga lo que provocó que en el 2020 volvieran a sufrir una inundación más.

“Ya está por salirse, hay algunos encharcamientos en algunas calles que están cerca de la laguna, pero así nos pasó en el 2020, así perdimos varias cosas y ahora si estamos precupados”, relataba Josefa, mientras observaba el camellón que se encuentra en la parte trasera de su hogar.

Fue esta misma madre de familia quien indicó que conjuntos habitacionales e inmobiliarias han contribuido para que los terrenos de esta parte del Centro sean invadidos, sin que haya una regulación de tierra o estudio de impacto ambiental que permita saber las consecuencias de seguir explotando estas tierras, o al menos saber cómo prevenirse ante emergencias como a las que aún no se acostumbran a vivir.

“Vienen, rellenan, hacen las casas o incluso sacan tierra y ponen más en otros lados, pavimentan la calle sin que nadie les diga nada y es como la laguna ha ido subiendo o esparciéndose por los espacios por donde puede salir el agua”, afirmó.

Habitantes de la colonia Miguel Hidalgo serían los primeros afectados.

La construcción de nuevos fraccionamientos ha ido robando el espacio que ahora reclama la laguna La Covadonga.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia