web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Al igual que el Avión Presidencial, terrenos adquiridos por FONATUR serían rifados

La compra de los terrenos que serían rifados se llevó a cabo para desarrollar un Centro Integralmente Planeado (CIP), esquema utilizado por el gobierno para la planeación de polos turísticos.

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, volvió a referirse al caso del rancho ‘Las Cabras’, expuesto ayer tras señalar que hablaría “sobre otro negocio, otra transa para que la gente sepa”.

El presidente de la República inició su alocución al respecto aclarando que el dato que había dado ayer era erróneo, producto de una confusión en los nombres, tal como te anunciamos en tabascohoy.com

“Ayer dije que Gómez-Mont había hecho una compra y no es Fernando, es su hermano Miguel… pero sí se rayaron”.

El mandatario volvió a informar el costo de adquisición del terreno, además del monto por el que la Secretaría de Hacienda habría autorizado el proyecto turístico.

“Compraron el terreno en cien millones de dólares de aquel tiempo… en el 2008 en aquel entonces 1212 millones de pesos por eso hablaba de los 100 millones de dólares, pero la autorización  para el desarrollo lo dio Hacienda por 7 mil millones de pesos”.

Dentro de su exposición, el Ejecutivo federal recalcó los motivos por los que el desarrollo nunca tuvo la viabilidad de ser una zona turística que permitiera colocarlo como un polo de atracción, principalmente por la lejanía con el aeropuerto de Mazatlán.

“Son cinco mil lotes en la urbanización, se habla de una plaza y de un malecón esto está en los límites de Nayarit con Sinaloa, entonces está muy distante del aeropuerto de Mazatlán; debió hacerse esa inversión del Aeropuerto de Mazatlán hacia Mazatlán, o sea hacia el norte, para ampliar el desarrollo de Mazatlán, no donde compraron el terreno porque no hay infraestructura”.

De esta manera, el presidente de la República planteó que la primera opción era colocar a la venta el terreno, algo en lo que no tuvieron éxito debido a que no se consiguió ninguna oferta de personas interesadas.

“Entonces lo que estamos pensando (porque hemos intentando venderlo, porque ya tiene los permisos para el turismo) pero ni hay quien quiera adquirirlo”.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo dio a conocer un planteamiento distinto, que llamó rápidamente la atención de los representantes de los medios de comunicación: anunció que los terrenos adquiridos por FONATUR en la administración de Felipe Calderón, podrían ser rifados en un sorteo similar al del Avión Presidencial.

“Entonces, si no lo vendemos, porque ni modo que le metamos más dinero o que nos metamos nosotros a invertir en esto. El propósito era venderlo para dedicar recursos a la presa de Santa María que está ahí en Sinaloa que se requiere esa presa para riego y para que haya agua, pero si no se puede, estábamos pensando que como nos fue tan bien en lo de la rifa del avión, rifarlo, porque son cinco mil lotes, serían cinco mil premios y tendría su lote. Ya está la planeación. No estaría mal esto, lo vamos a ir viendo aquí con ustedes. Pero eran de los negocios que hacían buenos para particulares, malos para la hacienda pública”.

¿POR QUÉ EL GOBIERNO ADQUIRIÓ TERRENOS?

La compra de los terrenos que serían rifados se llevó a cabo para desarrollar un Centro Integralmente Planeado (CIP), esquema utilizado por el gobierno para la planeación de polos turísticos y dentro de su diseño se contempla la adquisición de tierras: bajo un plan maestro se inicia con la construcción de hoteles para iniciar a dar a conocer el destino; cuando la oferta hotelera inicial se ve rebasada, entre al quite la iniciativa privada. De esta manera surgieron los desarrollos de Cancún, Los Cabos, Loreto e Ixtapa, entre otros.