Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Estos estableci­mientos permanecen cerrados ya que no son considerados co­mo esenciales.

Al borde de la quiebra 650 bares

Fueron cerrados desde el 2 de abril, por lo que muchos tal vez ya no puedan reabrir en su momento.

Tras ajustar 45 días de cierre obligatorio por la pandemia, más de 650 bares de todo el Estado, prácticamente están agonizando y muchos de ellos no podrán re­abrir ante las pérdidas que están registrando, consideró la presi­denta de la Canirac, Violeta Isi­dro Pérez.

Desde el 2 de abril entró en vi­gor en Tabasco, el decreto guber­namental que ordenó el cierre de los centros de entretenimiento y establecimientos comerciales considerados como no esencia­les, entre ellos el área de bar de los restaurantes y los bares pro­piamente.

Isidro Pérez explicó que en Tabasco hay al menos 6 mil 500 restaurantes agremiados a la Ca­nirac, 3 mil 500 de los cuales se encuentran en el municipio de Centro, asimismo refirió que el 10% del total son bares, es decir unos 650 en todo el Estado y 350 en la capital.

SIN PERMISO DE ABRIR

No obstante, a diferencia de los restaurantes que han subsistido con la venta de comida a domi­cilio, y algunos más abiertos bajo múltiples medidas de higiene y sanidad, aunque con muy poca afluencia, los bares deben per­manecer cerrados y la venta de bebidas alcohólicas está suspen­dida por la Ley Seca, por lo que las pérdidas son incuantificables.

“Los bares definitivamente están cerrados y ahí si la pérdi­da es terrible, y pues no sabemos para cuándo se vayan a reactivar, pues se han escuchado comen­tarios de que incluso podría ser hasta el mes de septiembre cuan­do se dé la reapertura de los ba­res, sin embargo, lo correcto es esperar a que el Gobernador nos diga exactamente cuándo”, ex­presó.

Asimismo, dijo reconocer que, pasada la contingencia, ha­brá muchos bares que cerrarán de manera definitiva ante las pérdidas que la falta de ventas y el cumplimiento de obligaciones patronales, desde pago de im­puestos, Infonavit e incluso sala­rios como medida de apoyo a los empleados, que representan pa­ra las empresas un saldo negati­vo.

SIN OPCIÓN

“Desde luego que habrá estable­cimientos que dure tras el cierre prolongado, y la falta de ingresos ya no podrán reabrir y quedarán cerrados definitivamente”, dijo.

En ese sentido, refirió que in­dependientemente de que en este sector hay empresas peque­ñas, medianas y grandes, en los bares por lo regular siempre hay entre 6 y 10 empleados, debido a que también ocupan la contra­tación de personal de seguridad, entonces multiplicamos por cada bar, en Centro generan 3 mil 500 empleos y en todo el Estado unos 6 mil 500.