web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Agonizan locatarios del mercado, en Comalcalco

Se les obliga a los locatarios cerrar a las 13:00 hrs, mientras que supermercados y depósitos de cerveza se extienden hasta las 20:00 hrs.

Más de 600 locatarios del mercado 27 de octubre en Comalcalco, están agonizando por las bajas ventas ante las restricciones implementadas por el Ayuntamiento y que sólo afectan a los pequeños comerciantes, mientras que las grandes cadenas comerciales mantienen privilegios.

A decir de los locatarios de este popular centro de abastos, a los supermercados se les permite operar hasta las 20:00 horas y al cien por ciento de su capacidad, incluso los depósitos de cerveza tienen permitido vender hasta las 18:00 horas y no son escenciales, mientras que los locatarios del mercado 27 de octubre son obligados a bajar sus cortinas a más tardar a las 13:00 horas.

“Estamos recibiendo un trato discriminatorio y desigual que nos está llevando a la quiebra, tenemos que cerrar los locales a la una de la tarde y las calles que rodean al mercado también las cerraron, por lo que para entrar al mercado tienen que estacionarse a dos cuadras, lo que ahuyenta a los pocos clientes que teníamos”, señaló José ‘N’, uno de locatarios.

Los pequeños comerciantes del mercado señalan que, la situación de la pandemia, el cierre de calles y el horario restringido, les ha provocado un desplome en sus ventas de hasta un 80%, sin que hasta el momento hayan recibido apoyo alguno del Ayuntamiento.

“El Ayuntamiento no nos ha ayudado en nada, ni siquiera con los filtros sanitarios, con gel o sanitizantes, a pesar de las bajas ventas todo corre por nuestra cuenta, lo que estamos pidiendo es que nos amplíen el horario para ventas por lo menos hasta las tres o cuatro de la tarde y que reabran las calles aledañas al mercado para ver si podemos vender un poquito más”, refirieron.

Finalmente, hicieron un llamado a los ciudadanos de Comalcalco, para que les apoyen yendo al mercado, para incentivar las ventas de los comerciantes locales, pues las grandes cadenas comerciales, han acaparado las ventas durante la contingencia.