Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Muchas familias no sólo brindan cariño a los hijos sino a decir de los psicólogos, los sobreprotegen y con ello no permiten que desarrollen todas sus capacidades.

Afecta a los hijos excesiva protección

Los padres de familia al sobreproteger a los menores les evitan que desarrollen su capacidad al cien por ciento.

TABASCO.- El Covid y la situación de las inundaciones provocan que los padres de familia desarrollen entre sus hijos mecanismos de sobreprotección.

De acuerdo con un especia­lista en psicología, este año ha causado problemas en todos los hábitos y ha causado cargas emocionales para los niños que se ven reflejadas en su desem­peño estudiantil, además de su comportamiento en la familia.

 

LOS FACTORES

“Desafortunadamente esto ha afectado a los pequeños, porque se suscita primero el tema de la contingencia, la vida cotidiana que conocíamos desaparece y los menores tienen que cambiar su rutina y sus hábitos, las cla­ses se vuelven virtuales y para algunos ha sido complicado lle­varlas de esta manera”, explicó Luis Fernando Pérez Gutiérrez, especialista en psicología de la Secretaría de Salud.

Señaló que “después de es­to vinieron las anegaciones que afectó a muchas familias y eso termina de complicar las cosas para los pequeños, los deprime y los hace sentir mal cosa que se ve reflejada en su comportamien­to”, consideró el especialista.

 

LOS COMPORTAMIENTOS

De igual forma relató que los padres han generado compor­tamientos que hacen que los menores estén en conflicto emocional, pues existe la sobre­protección por parte de ellos, que evita que puedan desarro­llar su capacidad al cien por ciento”, expresó

Señaló que “si de respon­sabilidad se refiere, los padres deben saber llevarla con los me­nores y a su vez tener disciplina que deba irlos guiando y que les muestre como coloquialmente se dice, lo que es bueno y malo”, expresó.

 

REGLAS CLARAS

Las clases en línea también han provocado que algunos li­neamientos en los hogares se vayan perdiendo, sobre todo cuando todo tiene que ver con la tecnología.

“Con o sin contingencia las reglas no deben cambiar, se mo­difican, pero deben ser las mis­mas, hablamos de padres que deben estipular que si bien los jóvenes usan computadora para hacer tarea, debe ser solo para eso, una hora de juego no le ha­ce mal a nadie, siempre y cuan­do se hayan cumplido con los deberes de la casa”, recomendó el psicólogo.