Connect with us

Hola, que estas buscando?

Una de las empleadas inconformes muestra el deterioro de los escritorios y los archiveros.

Tabasco

Acusan ruinas del SAS

Denuncian empleados del Sistema de Agua que la dependencia se cae en pedazos; hay sillas y escritorios rotos y vehículos chatarrizados.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

Las oficinas recaudadoras del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) del Ayuntamiento de Centro, ubicadas en el velódromo de la Ciudad Deportiva opera en ruinas. Hartos los trabajadores del lugar protagonizaron un paro de actividades en demanda de la dignificación laboral. 

Los empleados cansados de ser ignorados, así como de las condiciones en la que prestan todos los días sus servicios decidieron detener el sistema de cobranza hasta que el alcalde Evaristo Hernández Cruz los escuche y dé respuestas a sus demandas. 

CON MAYOR PRESUPUESTO 

Lo anterior a pesar que el Ayuntamiento de Centro, en el Presupuesto de Egresos del año 2021, asignó recursos por 661 millones 614 mil pesos al SAS, convirtiéndose así en la dependencia municipal con el mayor monto de recursos para su operación. 

Además, el Ayuntamiento de Centro, en el mismo Presupuesto de Egresos tiene una partida de 154 millones 782 mil pesos para material y suministros en los que se incluye el rubro de materiales y equipos de oficina. 

A muchas sillas se les rompió el forro y el respaldo; quedaron en pedacería. 

Los climas no funcionan y el lugar se vuelve un verdadero horno.

PROTESTAN EMPLEADOS 

Desde las ocho de la mañana el personal administrativo de las oficinas, se apostó en el estacionamiento del edificio, cerrando las puertas y exigiendo la presencia de las autoridades municipales para solucionar el conflicto, pues desde el año pasado varios de los equipos de aires acondicionados dejaron de funcionar, convirtiendo el sitio en un gigantesco horno. 

Empleadas denunciaron que es insostenible las condiciones miserables en la que operan más de 40 trabajadores, quienes pasan ocho horas ó más sin sillas y por si fuera poco hasta sin agua, porque muchas veces también carecen del vital líquido. 

En un recorrido realizado por Grupo Cantón se pudo constatar las condiciones de deterioro, sólo hay sillas rotas, escritorios oxidados, equipo de computo dañado, pedazos de aire acondicionado, archivos desordenados, estanterías con pilas de carpetas. 

LO ACUSAN DE NEGLIGENTE 

Ante estas condiciones, los trabajadores señalaron al alcalde Evaristo Hernández como negligente por parte de los inconformes, pues desde el año pasado se le notificó de las fallas que presentan las instalaciones ubicadas en la calle Belisario Domínguez y Bachilleres, de la colonia Primero Mayo. 

La mayoría de los vehículos están hechos pedazos. 

“El presidente municipal ni siquiera se ha dignado a presentarse aquí, ni le hemos visto la cara”, dijo Irma Leonor, empleada de la dependencia, quien agregó que además del mobiliario destruido, se suma las unidades motrices que se caen a pedazos. 

Una dependencia que fue saqueada 

LEOBARDO PÉREZ MARÍN
GRUPO CANTÓN

Una auditoría del Órgano Superior de Fiscalización (OSF) a los recursos manejados en el SAS durante los años 2016 y 2017, en los que estuvo como alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa, dejó al descubierto el saqueo del que había sido objeto. 

En el estacionamiento de las oficinas, empleados exigieron hablar con las autoridades municipales. 

El 26 de enero de este 2021, el hoy candidato de Movimiento Ciudadano a diputado federal por la vía plurinominal, Gerardo Gaudiano Rovirosa fue citado por segunda ocasión ante el OSF para que aclarara un presunto desvió de 49 millones 451 mil pesos en el SAS de los ejercicios fiscales del 2016 y 2017. 

QUEJAS CIUDADANAS 

Y es que durante la administración de Gerardo Gaudiano, fueron reiteradas las quejas ciudadanas por la falta de cloración en el agua que se distribuía, lo que motivó que los diputados locales instruyeran al OSF a realizar las auditorías para revisar este tema. 

Según la auditoría especial la administración de Gerardo Gaudiano dejó sin solventar 17 millones 694 mil pesos del ejercicio fiscal de 2016, mientras que del año 2017 se reportaba un faltante de 31 millones 757 mil 350 pesos. 

Se detectaron inconsistencias entre las salidas de productos químicos del almacén y los ingresados a las plantas potabilizadoras; y gastos de difusión que no corresponden a las actividades del SAS. 

 

Te puede interesar

Advertisement