web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Acusan que nuevo delegado de CANACO Centla actúa solo como títere de políticos

A un mes y medio de su nombramiento, lo acusan de servir a los intereses de la regidora Sandra Bribiesca y a Eleazar Cabrera.

Centla, Tabasco.-  A 45 días de que tomara protesta como nuevo delegado de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Centla, Jorge Alberto Valencia Córdova no se ha preocupado por rescatar a los comerciantes que se encuentran olvidados; por lo que acusan que solo ha servido de títere de políticos que buscan cargos de elección popular.

Tal es el caso de la actual regidora Sandra Bribiesca Cifuentes y el dueño de la empresa Charricos, Eleazar Cabrera Paredes, quienes andan en abierta campaña por la alcaldía de Centla.

El pasado 29 de junio en Villahermosa, al rendir protesta como nuevo delegado de la Canaco en Centla, Valencia Córdova dijo que esto significaba la reactivación de este organismo en el municipio, que llevaba más de 10 años abandonado pues sus anteriores dirigentes sólo lo utilizaron como trampolín político para lograr cargos en el Ayuntamiento, por lo
que los comerciantes pensaron que ahora sí se iba a gestionar apoyo para este sector olvidado.

Sin embargo, a un mes y medio no ha cambiado nada, y acusan que solo sirve a los intereses de la regidora Sandra Bribiesca y a Eleazar Cabrera, quien a pesar que nació en Centla, desde hace décadas radica en Villahermosa.

Comerciantes de este municipio desconocen dicho nombramiento, ya que las oficinas de la Canaco en la ciudad continúan en el más completo abandono, con los cristales y ventanas rotas.

Este organismo de los comerciantes, que fue una de las cámaras confederadas más importantes del estado (de donde dependían comerciantes de los municipios de Balancán, Tenosique, EmilIano Zapata y Jonuta, poco a poco fue decayendo hasta perder su registro.

Ahora depende de la Canaco de Villahermosa y en más de 10 años ha permanecido en completo olvido, por eso ahora los comerciantes ya no creen en estos políticos cimarrones, que sólo llevan
agua para su molino.