web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Mientras ellos daban a medios locales su declaración sobre este hecho en un patio, dentro de la casa se velaba al señor Adolfo Gómez. (Foto: Agencia Reforma)

Acusan a Fiscalía de Chiapas de fabricar red de trata

Rechazan indígenas tsotsiles la versión de la autoridad ministerial en la que señalaron que se obligaba a los niños a trabajar vendiendo mercancías en San Cristóbal de las Casas, exigen la liberación de los niños y detenidos, señalan que todos son familiares

Chiapas.- Personas que se hacían responsables de los 23 niños señalados como víctimas de trata en un operativo para encontrar al niño Dylan Esaú, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, acusaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) de fabricar este delito sin prueba alguna.

En la localidad de Chictón, los indígenas tsotsiles refutaron la versión de la autoridad ministerial en la que señalaron que se obligaba a los niños a trabajar vendiendo mercancías en la ciudad turística. Asimismo, negaron que cinco de sus familiares detenidos, cuatro mujeres y un hombre, sean autores del delito que se les imputó tras el cateo a una casa del Barrio Tlaxcala.

De acuerdo con Enereida Gómez, las autoridades también detuvieron ilegalmente a su padre Adolfo Gómez, dos días antes del operativo en su casa, al ser acusado por policías de ser un sospechoso de la desaparición del niño Dylan Esaú.

Cinco días después de ser detenido, añadió, su padre murió en una celda del Cereso 5, situación que la Fiscalía informó como un suicidio, pero ella y sus familiares aseguran fue un asesinato.

“Exigimos inmediata libertad de los demás detenidos, libertad de los 23 niños y cancelación de órdenes de aprehensión, de delitos fabricados”, leyó.

“Como evidencia de la tortura que sufrió mi padre, tiene moretones en el cuerpo y fracturas en la cabeza, aparte de eso le pedían un dinero, la cantidad de 50 mil pesos, ya que si no entregaba el dinero corría peligro su vida”.

Enereida añadió que ellos mantienen de manera humilde a los niños, pero sin maltrato, todos en una casa donde habitan 29 personas, todos provenientes de cinco familias allegadas que decidieron mudarse a la cabecera municipal para poder obtener dinero.

“Exijo yo que le den la liberación a los 23 niños. ¿Por qué anda buscando el Gobierno otros padres?, siendo que nosotros acá estamos presentes, dice el Gobierno que los maltratamos, que están desnutridos, que no los mantenemos.

“Pinche Gobierno dice que los va a vestir bien, calzar bien, pero tengo fotografía de mi hijo de 16 años, tengo cinco hijos ahí detenidos, pero ese hijo lo vi en una foto, que sigue estando con la misma ropa”.

A su costado, su hermano Ever Gómez exigió también la liberación de su madre Josefa Sánchez, quien no apareció en la lista oficial que dio la Fiscalía sobre las tres mujeres detenidas en el operativo.

“Le exijo en este momento que sea liberada mi madre Josefa Sánchez”, pidió, “es una familia que estábamos rentando una casa, y fue como un cateo que hicieron, desalojando a todos los niños, mi esposa, mi cuñada”.

“Exigimos una prueba, que si tienen pruebas que nosotros sacamos a los niños a vender, exigimos las pruebas, estamos conscientes que no tenemos nada, no los sacamos a trabajar”.

Mientras ellos daban a medios locales su declaración sobre este hecho en un patio, dentro de la casa se velaba al señor Adolfo Gómez.

La organización civil Melel Xojobal informó que se prevé que mañana los mismos familiares brinden una conferencia de prensa, acompañado de asesores legales, para dar más detalles contra la Fiscalía estatal.

El pasado 21 de julio, la Fiscalía estatal informó que un total de 23 niños fueron rescatados de una red de trata que los obligaba a vender artesanías en calles de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas. Con información de Oscar Alejandro Hernández Uscanga.