Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Dos tipos en motocicletas se les emparejaron y realizaron varios disparos con arma de fuego.

Acribillado frente a su menor hijo

Fue atacado a balazos por dos tipos que se desplazaban en una motocicleta en Jalpa de Méndez.

JALPA DE MÉNDEZ.- En medio del caos por las anegaciones del frente frío número 4 y corona­virus, un hombre fue acribilla­do a tiros frente a su hijo, duran­te las primeras horas de ayer en las inmediaciones de la segun­da sección de la ranchería Tierra Dentro, el menor de edad, logró sobrevivir a la agresión cometida a manos de dos delincuentes que se desplazaban a bordo de una motocicleta.

Elementos de la policía muni­cipal y estatal, acudieron al sector conocido como el Puente del Bor­do, para acordonar el lugar donde una camioneta Nissan tipo re­dilas de color blanco, con placas de circulación –terminación– 40083, quedó varada con el cuer­po sin vida del conductor abordo, y un menor de edad que lloraba desconsolado a un costado.

Diego “N”, de apenas 16 años de edad, fue auxiliado por las auto­ridades preventivas, narrando a los uniformados que los hechos se suscitaron cerca de las cinco y media de la mañana del sába­do, cuando viajaba junto a su pa­dre en la camioneta, a la altura del puente fueron alcanzados por los motociclistas quienes dispararon en repetidas ocasio­nes en contra de Sebastián “N”, de 46 años de edad.

Pese a las múltiples detona­ciones, todas las ojivas hicieron blanco en contra del conductor quien quedó abatido a bordo del vehículo y sobre la cinta de ro­damiento, pero pasarían más de una hora para la llegada de los primeros auxilios, lamentable­mente la atención fue tardía y las heridas cobraron la vida del masculino.

El menor de edad, fue trasla­dado a un área segura por la poli­cía y posteriormente entregado a familiares, quienes indicaron que la víctima es originario de la ran­chería Sandial, Nacajuca, al mismo tiempo personal de la Fis­calía General del Estado (FGE), procedió al levantamiento del cadáver de la escena del crimen.

A un costado de la camione­ta, fueron localizados al menos siete casquillos percutidos, sin embargo, el número de heridas pro proyectiles de arma de fuego eran iguales, hechos que fueron asentados en la carpeta de inves­tigación por el delito de homici­dio calificado.

El cuerpo de Sebastián fue trasladado al Servicio Médi­co Forense del municipio para practicarle la necropsia de ley correspondiente.