Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: TH) Ana María llegó ayer por la mañana a los juzgados de oralidad; una de sus piernas no la puede mover.

Abandonan a mujer atacada en el juzgado

Exhorta juez al fiscal ldel Ministerio Público haga valer la ley.

10/01/2020 07:25 / Centro, Tabasco

Victimiza la justicia a Ana María “N”, debido a que desde el 29 de octubre del 2019, que la fiscalía del estado le solicitó el informe médico al director del hospital Dr. Gustavo A, Rovirosa”, no ha la podido proporcionarlo, causa por la cual no se puede pedir la reparación del daño en el juicio que se le sigue a su ex pareja quien la agredió el pasado 26 de septiembre en el edificio del juzgado del poder judicial.

Lo anterior se dio a conocer durante una diligencia de ampliación de plazo de cierre de investigación del referido proceso, dándole un tiempo al fiscal del Ministerio Público de 30 días, es decir será el próximo 9 de febrero que tendrá que presentar el informe técnico ante el juez para poder continuar el juicio.

Durante la audiencia efectuada en la sala 6 de oralidad, la juez exhortó al fiscal poner en práctica las medidas de apremio en contra del director del hospital “Dr. Gustvo A. Rovirosa”, luego que le fue informado que en dos ocasiones se le ha solicitado y no han dado respuesta.

“No se trata de cualquier caso”, expresó la juez y pidió hacer valer la ley, a través de los asesores de la víctima, para que se cumpla con los requisitos, correspondientes.

En tanto que el abogado Mauricio Piloto en su calidad de asesor de la víctima, añadió durante la audiencia que su representada estará al menos un año llegando a terapia física, ante las lesiones de pancrea de la columna y el riñón que le fue afectado, además de la situación psicológica.

Una vez que se lleve a cabo la primera etapa de esta juicio, se continuará con la etapa intermedia para dar paso al juicio oral que se prevé se hasta el mes de mayo, cuando el juez estaría dictando una sentencia, expresó Mauricio Pilto, asesor jurídico de la víctima.

A la sala de oralidad número 6, acudió Ana María, en calidad de víctima, así como José Roberto “N”, quien se notaba las tranquilo vestido de camisa blanca y pantalón de Mezclilla.

Será hasta el próximo 9 de febrero que se tendrá que presentar el informe técnico ante el juez y quizás así poder realizar la reparación del daño que sufrió Ana María hoy postrada en una silla.

Nadie me defendió: Ana María

“Este lugar me trae malos, recuerdos y siento coraje porque el día que me agredió mi exmarido, nadie me defendió”, expresó Ana María, tras acudir en silla de rueda a una diligencia de ampliación de plazo del juicio que se le sigue a quien le causó las lesiones que la tuvieron en terapia intensiva en un hospital de gobierno.

La mujer de 33 años, quien admitió un cambio radical de su vida a raíz de la agresión, se dijo olvidada económicamente por las autoridades gubernamentales.

“No he te tenido apoyo, del gobierno, mucha gente piensa que estoy pensionada eso, es mentira, sólo el Instituto de la Mujer, me ha estado pagando la renta”.

A su llegada al juzgado de oralidad de la región 9, la mujer se dijo tranquila y agradeció a amigos y conocidos de chiapas, de donde es originaria, que en alguna ocasión la apoyaron económicamente, “hicieron una recolecta”.

Aquí en Tabasco sólo el Instituto de la mujer, la ha apoyado, con tres meses de renta de un departamento, mientras que este mes de enero, “aún no sé, estoy haciendo las gestiones”. Sin embargo aceptó también que el Dif, le regaló la silla de rueda y personal del IEM, la mueve, cuando va a diligencias.

Dijo que en el hospital “Dr. Gustavo A. Rovirosa”, fue sometida a varias cirugías y tiene problemas con una pierna que le cuesta trabajo para moverse por ello la silla de rueda.

Se armó de valor para asistir a la audiencia en donde también acudió su agresor: para que vea que no le tengo miedo de verlo y que no logró su objetivo”.

Y analizó: “él ya estaba haciendo su vida con otra persona y no me explicó que pretendía porqué hizo esto”. Desde aquel 26 de septiembre que sufrió la agresión su vida cambió, le mutiló su ritmo de trabajo: “Yo era una mujer que tenía planes, estudiaba y trabajaba”, dijo.

La mujer indicó que ahora tiene que estar en silla de ruedas, y estar a dieta, sin poder laborar, por ello necesita apoyo económico”, concluyó.

Link http://bit.ly/36MQEyV